Científicos de la Universidad de Cardiff delimitan las bases genéticas de la esquizofrenia

0

Un grupo de investigadores del Centro de Genética y Genómica Neuropsiquiátrica la Universidad de Cardiff ha descubierto 50 nuevas regiones del genoma humano que aumentan el riesgo de padecer esquizofrenia. El artículo se ha publicado en la revista Nature Genetics y han utilizado datos genéticos para identificar los nuevos genes implicados en esta enfermedad. Éste se trata del estudio más grande realizado hasta la fecha en esquizofrenia, con un campo de investigación compuesto por más de 100.000 personas, 40.000 de las cuales ya fueron diagnosticadas con este trastorno.

Uno de los hallazgos fue que muchos de los genes que influyen sobre el riesgo de padecer esquizofrenia ya se habían asociado con otros desordenes del desarrollo del sistema nervioso, como el trastorno de espectro autista y la discapacidad intelectual.

El director del Centro de Genética y Genómica Neuropsiquiátrica de la Universidad de Cardiff y coautor del artículo ha declarado, Michael Owen, explicó que “estos descubrimientos son un paso importante en el largo camino hacia nuevos tratamientos, y serán cruciales a la hora de desarrollar medicamentos, lo que va a ser el objetivo de nuestros esfuerzos en los próximos años”. “Nuestro centro va a trabajar muy de cerca con neurocientíficos y otros colaboradores, tanto internos como externos, para usar este conocimiento como una primera línea de batalla hacia nuevos tratamientos”, concluyó.

Toda la población tiene genes esquizofrénicos

El Dr. Antonio Fernández Pardiñas, primer autor del estudio y natural de Oviedo, explica que “muchas de las variantes genéticas que aumentan el riesgo de padecer esquizofrenia son comunes en la población, casi todos nosotros llevamos cientos o miles de ellas. Hasta que los estudios de genoma completo empezaron a revelar las bases genéticas de la esquizofrenia, muchos científicos no esperaban que esto fuera así”.

Dr. Antonio Fernández Pardiñas, originario de Oviedo y primer autor del estudio.

Por otro lado, Fernández añade que “el riesgo genético de la esquizofrenia debería tener, o haber tenido en el pasado, una contrapartida positiva que equilibrara la balanza. Nosotros hemos buscado evidencias de esto, que se suele llamar ‘selección positiva‘, y no las hemos encontrado. Lo que sí hemos encontrado es que muchas variantes genéticas asociadas a la esquizofrenia parecen estar en regiones del genoma donde la selección natural no es muy efectiva. También hemos visto que individualmente su contribución al riesgo es muy baja, no tienen efectos serios y esto las hace menos propensas a experimentar selección natural, tanto a favor como en contra”.

 

Sobre el autor

Estudiante de Periodismo en la Universitat Jaume I (Castellón de la Plana). Me encanta viajar, escuchar música y leer. Los conciertos y festivales son mi hábitat natural. También me gusta mucho la playa y el buen tiempo, por eso solo estoy de paso por Londres.

Deja tu comentario