Cinco castillos que no debes perderte en Londres

0

Reino Unido es uno de los países europeos que cuenta con algunos de los castillos y palacios más populares del mundo. Se trata de edificaciones de las más diversas variedades, algunos dignos de los más bonitos cuentos de hadas, y otros de las historias más heroicas de señores y caballeros. Varios de los más conocidos se encuentran en Londres o en sus alrededores.

Y es que muchos de ellos se encuentran ligados a la Familia Real; unos porque disponen de ellos y otros porque les pertenecen de manera privada. Y lo mejor es que se pueden visitar. Es cierto que no se pueden ver en su totalidad, pero son imprescindibles para conocer y saber un poco más de la historia de este país.

Castillo de Windsor

Es el castillo habitado más antiguo del mundo. Desde hace casi mil años ha sido residencia habitual de la Familia Real, de manera temporal o permanente. En la actualidad, la Familia Real británica disfruta del castillo los fines de semana y las vacaciones de Semana Santa. Dentro de la finca real se encuentra la Capilla de San Jorge, que además de ser uno de los edificios góticos más espléndidos de la ciudad, pertenece a la orden dinástica más antigua de Reino Unido y del mundo, junto la española del Toisón de Oro, la Orden de la Carretera.

  • ¿Qué tengo que hacer si quiero ir?

Windsor se encuentra en el  precioso condado de Royal Berkshire, al oeste de la capital británica, por lo que la manera más práctica y rápida para llegar es en tren desde la estación de Paddington. Además de ser el recorrido más corto (aunque haya que hacer transbordo), la parada te deja a escasos metros del castillo. Por cierto, se dice que el castillo de Windsor está encantado.

castilllo

 La Torre de Londres

Hoy en día se trata de una de las más populares atracciones turísticas de la capital. Este castillo medieval situado en el corazón de Londres, ha sido escenario de algunos de los momentos históricos más importantes. En 1988, la Torre de Londres fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, por tratarse de una fortaleza medieval tan bien conservada y por su importancia como centro de poder.​ Este lugar ha tenido funciones muy diferentes a lo largo de la historia y hoy en día en su interior se custodian las joyas de La Corona Británica, concretamente alrededor de 23.000 piezas.

  • ¿Qué tengo que hacer si quiero ir?

La parada de metro para llegar es Tower Hill, con la Distric Line (línea verde) o la Circle Line (línea amarilla). ¿Sabéis quiénes son los habitantes que más llevan en el castillo? Los cuervos. La leyenda dice que si la Torre pierde sus cuervos, la Corona Británica caerá.

castillos londres

 El Palacio de Hampton Court en Richmond

La excelente ubicación junto al río Támesis, sus cuidados jardines y sus obras de arte, hacen de este Palacio uno de los más impresionantes de Londres. Hampton Court Palace se encuentra al suroeste de Londres, en Richmond. La peculiaridad de este palacio es que se puede ver hasta en un 90% de su totalidad, no como otros que el acceso es mucho más restringido. Con un montón de actividades en familia a lo largo de todo el año, unos jardines increíbles y un laberinto en el que perderte, éste es uno de los palacios de Londres que no se debe dejar de ver.

  • ¿Qué tengo que hacer si quiero ir?

Para llegar hasta el palacio hay dos opciones. Una es llegar hasta Kingston en tren y allí coger un autobús hasta el palacio. O ir hasta Richmond con la District Line (línea verde) y allí coger un autobús. Ambas opciones son parecidas, ya que hay que tener en cuenta que el palacio se encuentra en zona seis.

castillos

 Kensington Palace

Este palacio lleva alojando a la realeza desde hace siglos. Fue el lugar donde la princesa Diana de Gales vivió hasta su muerte. Por ello hoy en día sigue siendo un lugar de peregrinaje para aquellos que no la olvidan y siguen dejando flores a su entrada para recordarla.

Además de ser la residencia real donde viven los príncipes Willian y Harry con sus respectivas parejas, junto con otros miembros de la Familia Real, es un museo. Allí se exhiben algunas piezas que en su día lució la princesa Diana, así como vestidos de la Reina Isabel II o la princesa Margaret.

Pero este palacio no solamente recuerda a Lady Di, si no a todos los residentes reales que vivieron entre sus paredes. Aunque algunos fueron más populares que otros como la Reina Victoria, que cuenta con una exposición permanente.

Los jardines del palacio, unidos a los de Hyde Park, hacen que sean unos de los paseos más frecuentados por londinenses y turistas.

  • ¿Qué tengo que hacer si quiero ir?

La parada de metro más cercana a Kensington Palace es Notting Hill, a la que se llega a través de la Central Line (línea roja). Pero existen paradas de bus cercanas que te dejan más próximo al palacio.

 castillos londrs

Buckingham Palace

Este lugar es un imprescindible para todo el que pise Londres por primera vez, y es que Buckingham es el palacio más popular del mundo y residencia oficial la Realeza Británica desde 1837. Quizás por ello es también el más inaccesible. A diferencia de otros muchos que permanecen abiertos prácticamente todo el año, el palacio de Buckingham solo recibe visitas en la época estival, concretamente de julio a septiembre. Durante estos meses, los visitantes que se acerquen al Palacio de Buckhingham podrán visitar las habitaciones de estado, donde se celebran algunas de las recepciones más importantes del mundo. Y por ser el palacio más famoso, sus cambios de guardia también lo son. Estos tampoco se realizan todos los días y dependen también de las condiciones climatológicas, por lo que sí no queréis perderos este imprescindible deberéis de consultar el calendario primero.

El palacio que se encuentra en el pleno corazón de Londres, está cerca de St. James Park, el parque más antiguo de todos los que existen en Londres. Y como curiosidad, entre su fauna permanece una pequeña colonia de pelícanos cuyos antepasados llegaron hace más de tres siglos.

  • ¿Qué tengo que hacer si quiero ir?

Para llegar a Buckingham la mejor manera es llegar hasta la parada de metro de Victoria. Son tres líneas las que llegan hasta allí. La Victoria Line (línea azul claro), la Distric Line (línea verde) y la Circle line (línea amarilla). Desde ahí caminando son un par de minutos.

castillo londres

 

Sobre el autor

Mis pasiones comunicar y viajar. Adicta a la información, el aguacate y el chai latte. Cinéfila y seriéfila. No sobreviviría un verano sin helado de vainilla. Amante de la montaña y la playa a partes iguales. No soporto el viento sur, la gente pesimista ni el desorden.

Deja tu comentario