Clovelly: la escapada perfecta donde están prohibidos los coches

0

Llega el fin de semana y, con él, una nueva oportunidad para descubrir. Siempre es una buena ocasión para viajar. Londres es muy grande e increíble, pero hay algunas localidades fuera de la capital que te pueden impresionar. En esta ocasión, hablaremos de Clovelly, un rincón pesquero al norte de la región de Devon que te encantará por su forma de acoger a los visitantes.

Calificado como uno de los pueblos más bonitos de Inglaterra, su principal atracción es el cuidado por el medio ambiente. En Clovelly están prohibidos los coches. Todas las calles y rincones de este lugar están tan cuidados por sus habitantes que ninguna contaminación tiene lugar en su haber.

Es imposible no empezar hablando de su famosa calle principal. Una calle que baja de forma empinada más de cien metros, pudiéndose contemplar a ambos lados cabañas típicas del siglo XVI. Estos pasos adoquinados terminan su recorrido en el puerto pesquero. Desde ahí, se puede practicar la pesca o hacer una excursión en barca hasta la Isla de Lundy.

Rincones de Clovelly. Fuente: Pixabay.

Clovelly, un pueblo ‘de inspiración’

Clovelly no es solo una cara bonita. La cultura y la historia asoman por todos los lugares. La Iglesia parroquial de Todos los Santos, que data del siglo XIII, se ha convertido en una visita obligada. Además, es un cementerio, puesto que generaciones de familias del pueblo de Clovelly están sepultadas ahí.

Otra de las atracciones históricas de este pueblo británico es el puerto pesquero antes mencionado. Hace muchos años, era un puerto muy animado, donde los arenques y la caballa eran protagonistas. Su actividad ha disminuido con el paso del tiempo, pero es un lugar muy querido que sigue formando parte de la vida del pueblo.

Y, cómo no, hay que hablar del gran Charles Kingsley, famoso novelista inglés. Clovelly fue el pueblo que lo vió crecer, donde volvía en repetidas ocasiones a la casa ahora llamada Kingsley Cottage. El día a día de este pequeño pueblo británico le inspiró para su conocida obra “The Water Babies”.

Es hora de viajar al pasado y desconectar en el mar en la costa de Clovelly. Un lugar único, con mucha historia, perfecto para una escapada de fin de semana. Sin embargo, tal y como afirman sus visitantes, los fines de semana se pueden convertir en semanas, ya que cuesta demasiado escapar del encanto de Clovelly.

Sobre el autor

Periodista en proceso. España, Italia y ahora Reino Unido.

Deja tu comentario