Columbia Market, el jardín ambulante de Londres

Flores. Una calle inundada de flores de mil formas y colores en pleno corazón de Londres. Situado en Spitafields, una de las zonas más vanguardistas de la ciudad, los domingos despliega todo su esplendor el mercado matutino de las flores de Columbia Road.

Pasear por sus calles es una maravilla para la vista. En una ciudad adicta a la lluvia donde el gris del cielo invade cada rincón, Columbia Road Market se erige como un oasis urbano de colores vivos. Aunque de pequeñas dimensiones, siempre está abarrotado de gente. Es fácil recorrerlo en poco menos de una hora y media.

La magia del mercado no termina con sus puestos de flores, ya que en esta misma calle pueden visitar diversas tiendecitas de estilo victoriano, de ropa vintage, antigüedades y hasta una deliciosa panadería. Al final de la calle, aguarda una última sorpresa y es que cada domingo una banda ambienta la calle con su música.

Su situación en el plano de la ciudad, entre Brick Lane y Shoreditch, tiene mucho que ver con su gran éxito. Y es que la zona Este de la capital es un hervidero de mercadillos callejeros, pubs repletos de gente y un ambiente que te transporta a los años 80, a sus peinados imposibles, a sus mayas ajustadas y a su derroche de estilo y creatividad. Es el plan perfecto para el domingo.

Columbia Road Market abre sus puertas sobre las ocho de la mañana. No hay problema para aquellos a los que, en domingo, se les pegan las sabanas, pues el mercado está abierto hasta las dos de la tarde. Sin embargo, si quieren disfrutar de una ruta completa por la zona, es recomendable comenzar la visita antes del mediodía.

Sobre las doce y media de la mañana, los comerciantes empiezan a abaratar sus flores y macetas y los puestos empiezan a replegar su género. Es el momento ideal para caminar hacia el Up Market de Brick Lane, situado en la calle que le da nombre, en una enorme nave industrial. Allí se puede encontrar una gran variedad de puestos de comida de todos los rincones del mundo. Desde el clásico de comida china o mejicana hasta el de comida griega. Además en la sala contigua encontraran un pequeño rincón dedicado a la ropa vintage, la joyería hecha a mano y las antigüedades.

Para terminar la jornada como se merece, entre las calles de Brick Lane hay una gran cantidad de pubs con mucho ambiente y buena música donde tomar algo y bailar. Aunque, si prefieren algo más tranquilo, donde poder sentarse y charlar sin tener que acercarse a la oreja de su amigo más de lo que les gustaría, pueden caminar hasta Shoreditch. La zona está repleta de pubsde ambiente chill out, iluminados con bombillas de colores y decoración variopinta. Cambiar las flores por un coctel o una fresca pinta de cerveza es siempre una buena forma de ponerle el broche de oro a un domingo perfecto ¿no creen?

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio