Portada | Escaparate | Viajes | Como en Madrid, en ningún otro sitio

Según la revista Monocle, es la décima ciudad del mundo con mejor calidad de vida
Es difícil asociar a Madrid con un lugar o monumento en particular y es que, gracias a su magnitud, ofrece una amplia oferta cultural y de ocio lo que la hace precisamente especial y la convierte en uno de los principales destinos turísticos.

Madrid representa como capital a España, tercer país más visitado del mundo. Como tal, acoge las sedes del Gobierno y la residencia oficial de los Reyes. Se trata de la ciudad más grande y habitada de España, es la tercera más poblada de la Unión Europea tras Berlín y Londres y la tercera área metropolitana, por detrás de París y Londres, abarcando más de 6 millones de habitantes.

Su agradable clima, con 2.500 horas de sol al año, hace aún más atractivo el ir a conocer una de las grandes capitales del mundo occidental.

El triángulo del arte

Como epicentro de la creatividad y el pensamiento español desde que se nombrara capital de la Corte en 1561, la cultura ocupa un lugar fundamental en la ciudad, ofreciendo hasta 73 museos. Destaca «el triángulo del arte», una de las concentraciones museísticas más importantes a nivel mundial, formada por el Museo del Prado, el centro Nacional de Arte Reina Sofía y el Museo Thyssen-Bornemisza, ocupando el 9º, 16º y 57º puesto, respectivamente, entre los museos más visitados del mundo.

Además, existen infinitas galerías, ferias como ARCO y nuevos centros de arte contemporáneo como el Matadero de Madrid, que continúa con la tendencia internacional de recuperar espacios de uso industrial.

Las “Cuatro torres Business Area”, la imagen más moderna de Madrid.

Magia

Madrid, también conocida como «La Villa y Corte», está caracterizada por una arquitectura neoclásica monumental, producto de los siglos XIX y XX. Su belleza no es común al resto de las capitales europeas, con estilo castizo de tejados rojos y balcones de forja, presume de originalidad y encanto. En ella también encontramos arquitectura contemporánea, como las «Cuatro Torres Business Area», rascacielos que superan los 200 metros de altura. Madrid es una ciudad mágica que no deja indiferente, mezcla de tradición y modernidad, del pasado y futuro.

Uno de los lugares más admirados es el centro histórico o «Madrid de los Austrias» y su maravillosa Plaza Mayor. A su lado, la Puerta del Sol y la majestuosa Gran Vía. Como visita obligada y seguidamente, se sitúa el «centro aristocrático» donde resalta el portentoso Palacio Real, la Plaza de Oriente, el teatro de la Ópera y la catedral de la Almudena.

Madrid es urbana y sus calles un museo de escultura al aire libre, destacando el Paseo de la Castellana y el del Prado, eje del Arte. Sobresalen las preciosas fuentes de Cibeles y Neptuno y la Real Casa de Correos, donde está el km 0. Asimismo, la capital es la segunda ciudad del mundo tras Tokio con mayor número de árboles en calles y paseos. Espaciosos jardines como el Parque del Retiro permiten gozar del sol, caminar o remar en sus estanques.

Aunque se podría decir que la esencia de Madrid está en la vida que ofrece sus calles y en el carácter de su gente, en ninguna otra capital europea se encuentra el centro de la ciudad con tanto bullicio a cualquier día y hora del año.

La ciudad que nunca duerme

La excitante vida nocturna madrileña es un atractivo principal debido a la variedad y ambiente de sus bares y clubes. Cabe destacar el barrio de Malasaña, famoso por su escena alternativa, que recuerda a Camden Town de Londres, con la diferencia de que «salir» en Madrid significa volver a casa, como mínimo, a las 4 de la mañana. En los años 80, «la movida madrileña» otorgó al barrio el estatus de personalidad rockera; desde entonces es común encontrar entre sus calles a numerosos artistas. Este suburbio, a su vez, está lleno de bares, cafés, boutiques, tiendas de segunda mano y terrazas, en especial las de la Plaza del Dos de Mayo. Cerca encontramos La Latina, Lavapiés y Chueca, área orientada al público homosexual. En 2007, Madrid fue sede del festival Europride donde se reconoció internacionalmente «el día del orgullo gay».

En su gran ambiente es donde se nota la mezcla de culturas de esta vibrante ciudad. «Madriz» es cosmopolita (casi el 20% de la población es inmigrante), lo que hace que los madrileños o «gatos» sean acogedores, sociables y hospitalarios. «Para ser madrileño, no hace falta haber nacido en Madrid», en esta ciudad, siempre te sentirás como en casa.

Madrid está de moda

La capital ofrece un amplio número de posibilidades de ocio. Infinidad de conciertos, con el gran éxito del festival internacional Rock In Río y siendo el próximo representante de los MTV Europe Music Awards; exposiciones; cine; teatro y ballet es algo de lo que puede presumir. Además, es un clave referente de la moda, llevando a cabo la «Cibeles Madrid Fashion Week».

La capital también es conocida por sus éxitos deportivos, habiendo quedado finalista en la candidatura de los Juegos Olímpicos 2016. El deporte estrella es el fútbol, representando el Atlético de Madrid y el Real Madrid, siendo de éste ultimo su templo el estadio Santiago Bernabéu que fue sede de la última final de la UEFA Champions League.

Buscando algo típico español, Madrid alberga la mayor plaza de toros de España: Las Ventas. La feria taurina de San Isidro, el patrón de la ciudad, es la principal del mundo.

De tapas por la gran ciudad

A su vez, Madrid ofrece una increíble variedad en lo que a gastronomía se refiere, contando con más de 8.600 restaurantes (entre ellos, «Botín», el más antiguo del mundo -1725-), 38.500 bares y 2.200 cafés por la ciudad.

Al madrileño castizo le gusta desayunar en los bares churros o porras y tapear al mediodía acompañado de una caña de cerveza y un pincho de tortilla.

Su gastronomía destaca por las influencias heterogéneas y es que recibe género de todos los puertos de España. Dentro de lo tradicional cabe destacar: el cocido, los callos, el bocadillo de calamares (típico de la Plaza Mayor), los chopitos, las gallinejas, las patatas bravas, el cochinillo y, de postre, las torrijas.

A sólo un paso

Se puede conocer algo más sobre España estando en Madrid, la capital lo pone fácil y es que cuenta con un transporte excelente. Su aeropuerto, Madrid-Barajas, tiene una gran importancia internacional, siendo el principal del país por tráfico de pasajeros, el 4º de Europa y 10º del mundo. Además, se puede acceder fácilmente a él en Metro, transporte del cual también puede presumir esta increíble ciudad, siendo el segundo más extenso de Europa occidental después del de Londres.

Para salir de la ciudad, Madrid ofrece líneas de tren hacia todas las provincias españolas y fácilmente en autobús, se pueden realizar excursiones a sitios carismáticos como Toledo, Segovia o El Escorial. Gracias a su montaña, la cercana Sierra de Madrid ofrece la posibilidad de realizar esquí en invierno.

Un lugar para vivir

Por lo tanto, Madrid oferta todo y más para pasar unas vacaciones de ensueño, cualquier afición que busques la encontrarás en la capital.

En este sentido, Madrid no sólo es una ciudad para visitar sino también para vivir. Y es que, «de Madrid al cielo».

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio