Una constructora española al frente de la renovación del alcantarillado de Londres

0

La empresa española será protagonista en el proyecto para modernizar la red de alcantarillado de Londres. La razón es que, para 2022, se estima que habrá cerca de 9,4 millones de personas viviendo en la urbe londinense. Para hacer frente a dicho aumento, se necesitarán alrededor de 600.000 nuevas viviendas. Por ello, para realizar esta construcción, es necesaria una mejora del alcantarillado.

El nuevo túnel comenzará en el oeste de Londres y seguirá la ruta del río Támesis hasta Limehouse. De ahí seguirá hacia el noreste, con destino hasta la estación de Abbey Mils. Desde Mils estará conectado al Túnel Lee, que transferirá las aguas residuales a Beckton Sewage Treatmet Works. El túnel ayudará a evitar la contaminación periódica, dado que las aguas pueden permanecer en el río hasta tres meses antes de que el flujo de la marea las saque al mar.

Los datos del proyecto del nuevo alcantarillado de Londres

El túnel recorrerá el Támesis a 60 metros de profundidad, su extensión será de 25 kilómetros de longitud y 7 de diámetro. En total, se necesitarán 24 zonas para construir, 11 de ellas a la orilla del río. La región central, de 12,7 kilómetros, la llevará a cabo Ferrovial Agromanse. Por otro lado, Ferrovial Servicios (mediante su filial británica Amey) realizará la integración del sistema informático y de comunicación que supondrá el mantenimiento, control y generación de informes sobre el Thames Tidaway Tunnel.

La inversión de este proyecto supondrá una inversión de 4.200 millones de libras (unos 4.800 millones de euros). Este proyecto, cuyo periodo de construcción oscila unos siete años, dará trabajo a 4.000 personas en Londres.

Una consolidación “evidente” del potencial de la ingeniería española

El director del proyecto, Mariano de Andrés, ha expresado que este hecho “demuestra el potencial de la ingeniería española en todo el mundo. En concreto, para Ferrovial supone una consolidación evidente dentro de Reino Unido, tras otras como Crossrail o la Northern Line”.

Asimismo, de Andrés ha señalado que “es un proyecto medioambiental que pretende reducir en un 90% los vertidos que hay actualmente en el río Támesis, de los 55 millones de toneladas que se generan durante el año”.

Sobre el autor

Deja tu comentario