Construyen una súper alcantarilla que ayudará a limpiar el río Támesis

0

Más de la mitad de los londinenses piensa que aún es seguro nadar en el río Támesis, a pesar de las millones de toneladas de aguas residuales que fluyen por el río cada año. El ingeniero y ex concursante de Love Island, Wes Nelson, insta a las personas a que no se sientan tentados a darse un chapuzón en sus aguas. Sino más bien, que se dirijan a las piscinas públicas.

El ex concursante del popular programa inglés se ha asociado con Tideway, una compañía que está construyendo una “súper alcantarilla” en Londres para ayudar a limpiar el Támesis. Ambos fueron los encargados de realizar una encuesta para informar a los londinenses del riesgo de nadar en el río. De los 1.000 encuestados, se reveló que el 55% piensa que el río es seguro para nadar. Mientras tanto, el 45% de los encuestados dijo que probablemente se daría un chapuzón para refrescarse en una ola de calor.

Además, de todos los encuestados, el 21% ha afirmado sentirse más seguros nadando en el Támesis que en una piscina pública. Esto último se debe a la inseguridad de los londinenses del posible contagio por coronavirus en piscinas públicas. Si bien son conscientes de que se encuentran aguas residuales en el río, la mayoría de los londinenses subestiman significativamente la cantidad de residuos que circulan en sus aguas cada año.

En la década de 1950, el río Támesis fue declarado “biológicamente muerto” por los altos niveles de contaminación en sus aguas

La compañía Tideway aseguró que el sistema de drenaje victoriano que Londres tiene, fue construido para una población mucho más reducida que la actual. Los casi 9 millones de residentes que tiene actualmente la capital hace que su sistema de drenaje se desborde regularmente y además provoca que sus aguas residuales no tratadas se derramen en el Támesis.

Aunque el río está en una forma mucho mejor que en la década de 1950, cuando fue declarado “biológicamente muerto” debido a la contaminación, 39 millones de toneladas de aguas residuales todavía fluían en el río cada año antes de que comenzaran los trabajos en la súper alcantarilla. Los 25 kilómetros del túnel de alcantarillado que se extiende bajo el centro de Londres capturarán la mayor parte de las aguas residuales y el agua de lluvia que actualmente se desbordan en el río. El proyecto se prevé que concluya en 2024.

La contamination actual en el río no solo pone en riesgo la salud de las personas si nadan en el agua, sino que también daña la vida silvestre. Kayla Browne, ingeniera civil del Tideway dijo: “si estás considerando nadar en el río, no lo hagas. Piensa en lo que dejaste en el inodoro, eso es esencialmente en lo que estarías nadando.”

Browne aseguró que hasta que no se termine la nueva alcantarilla, deberíamos evitar meternos al río. “Las aguas residuales fluyen directamente hacia el Támesis cuando llueve, ya que esta es la única forma de evitar que las casas y las calles se inunden.”

Sobre el autor

Graduado como periodista bilingüe en la universidad Roehampton, Reino Unido.

Deja tu comentario