El Gobierno Británico dejará de realizar controles financieros sobre los inmigrantes

0

Atajar la inmigración ha sido un quebradero de cabeza para Reino Unido desde hace tiempo. Un procedimiento común de muchos gobiernos es realizar controles financieros. El Gobierno británico lo ha venido haciendo así, hasta ahora. La Home Office ha suspendido los chequeos en las cuentas bancarias de los inmigrantes. Todo ello, a raíz de los escándalos del caso Windrush.

El propio secretario de la Home Office, Sajud Javid, reconoció tener constancia de que miles de cuentas pertenecían a extranjeros sin permiso de trabajo. Como ya informara The Guardian, desde enero, los bancos de Reino Unido tenían la orden de llevar a cabo controles trimestrales en 70 millones de cuentas bancarias. El objetivo: detectar si la cuenta era usada por algún inmigrante ilegal.

La Home Office –Ministerio del Interior británico- decidía qué acciones se tomaban. Entre ellas, cerrar las cuentas de ciudadanos en situación irregular. De hecho, la propia web del Gobierno advertía de los pasos a seguir si una cuenta era cerrada. Estas acciones formaban parte del plan desarrollado por Theresa May para crear un “clima hostil” hacia los inmigrantes irregulares. Ahora, el Gobierno ha dado marcha atrás con estas medidas, muchas de ellas tomadas contra personas erróneamente identificadas.

Los controles financieros, suspendidos temporalmente

Portavoces de la Home Office han reconocido que se reducirán temporalmente los controles financieros. La razón es que estos controles no generen situaciones de desventaja hacia personas que legalmente residen en Reino Unido. Sin embargo, desde el Ministerio se muestran decididos a “abordar el problema de la inmigración ilegal“. Hacer cumplir la legislación es otro de las líneas rojas de actuación.

El acceso a las cuentas bancarias no fue la única medida de acoso llevada a cabo por la Home Office sobre los inmigrantes. La maquinaria de control se extendía hacia otros organismos públicos, como los hospitales. La colaboración entre el NHS y los responsables de inmigración también fue herramienta común para detectar personas en situación irregular.

Sobre el autor

Deja tu comentario