Un cortometraje que lucha contra la justicia social en Oxford

0

El mundo audiovisual requiere de talento y creatividad. La evolución de las producciones, tanto en cine como en televisión, ha hecho que la competencia sea cada vez mayor. El contenido debe tener su propia esencia y enganchar a los espectadores de manera que se puedan llegar a identificar con el mismo. En el caso del cortometraje, el tiempo de duración es más escaso. Por ello, en un máximo de 30 minutos su autor debe ser capaz de embaucar a su público y hacer que se agiten sus emociones.

El Oxford International Short Film Festival -OXISFF- celebra la diversidad y creatividad de los cortometrajes. Se trata de un festival íntimo y conmovedor. En el que los amantes del cine pueden conocer de primera mano los hechos más relevantes de los directores, actores y demás partícipes de las películas más destacadas. En él se buscan historias de ficción, no documentales. Deben reflejar de manera especial el mundo que su creador desea mostrar. Todos los premios serán evaluados por un conjunto de cineastas locales entre una amplia variedad de categorías. Asimismo, no se discriminará ningún corto a la hora de poder optar al premio de Mejor Cortometraje.

‘Division Ave’ mostrará la realidad que muchas mujeres sufren

Autor: Joshua Canizalez.

‘División Ave’ es uno de los cortos que podrán verse mañana en la Universidad de Oxford. Su historia ahonda en la lucha por la justicia laboral dentro del género femenino. En ella Fernanda, una joven mexicana, trabaja como limpiadora en una comunidad judía jasídica local. Lo hace a través de una agencia de limpieza de Brooklyn, la cual no da señales de querer pagar a la mujer por sus servicios. Ella, a pesar de todo, necesita el dinero y continúa yendo a trabajar a casa de Nechama, con la que posteriormente creará un vínculo de lo más singular. A pesar de vivir en mundos totalmente diferentes, ambas se unirán y tratarán de poner fin a la injusticia.

La historia está inspirada en situaciones reales que suceden diariamente en la esquina de Division & Marcy Ave, en Brooklyn. Tanto personas independientes como compañías, frecuentan el lugar con el fin de contratar una empleada doméstica. Las mujeres son la mayoría inmigrantes nacidas en Latinoamérica y Europa del Este. Y suelen estar muy mal remuneradas y en ocasiones incluso sufren de abusos sexuales. Tanto Michal Birnbaum como Lorena Rodriguez decidieron crear este cortometraje para mostrar una realidad que muchas mujeres sufren en su día a día. Asimismo, cabe destacar que la mayoría del equipo son mujeres, con el objetivo de fomentar su presencia en la industria cinematográfica.

Sobre el autor

Graduada en Comunicación Audiovisual. Me apasionan la danza, los viajes y la gente positiva. Bastante inconformista, charlatana y soñadora. "Todo pasa por alguna razón" y "un día sin reír es un día perdido" como filosofía de vida.

Deja tu comentario