Crítica de la adaptación musical de ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’

El cine español y la magia del teatro del West End

La cultura española es de sobras conocida y admirada por los británicos y por el mundo entero. Hace pocos días se estrenó en el Playhouse Theatre, cerca de Trafalgar Square, la versión musical de una película de Pedro Almodóvar. Se trata de Women on the verge of a nervous breakdown (‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’). Una obra muy recomendable para el público español al ser una mezcla entre un clásico del cine español y los efectos y recursos de los musicales de Broadway y el West End. Es una combinación muy curiosa que obtiene un buen resultado: un espectáculo entretenido, con una buena partitura, gracioso y con muy buenas actrices.

Este musical viene de Broadway. Se estrenó en el Belasco Theatre de Nueva York en 2010 y fue un absoluto fracaso, duró muy pocas semanas en cartel. Fue una sorpresa que un musical con ese precedente se estrenara en Londres, pero parece ser que se ha reformado. Sus decorados y efectos se han reducido a un tamaño considerable y se han suprimido y añadido dos canciones. Esta producción, además, cuenta con la aprobación de Pedro Almodóvar y Rossy de Palma, que acudieron al estreno.

Mujeres al borde de un ataque de nervios’ es una película de Almodóvar estrenada en 1988, candidata a un Óscar a la mejor película extranjera, y ganadora de 5 premios Goya. Cuenta la historia de Pepa, una actriz de doblaje que se queda soltera cuando su compañero de trabajo, Iván, decide romper con ella, descubriendo después que estaba casado y tiene un hijo. Su mujer, Lucía empieza un proceso judicial contra él. Mientras tanto, la mejor amiga de Pepa, Candela, está en problemas por haberse acostado con un terrorista. En el espectáculo se plasman tanto estas escenas cómicas y curiosas, así como el entorno tan estresante de Pepa cuando Iván deja la relación.

Es un musical de mujeres, la mayoría de protagonistas son actrices con grandes voces. El papel de Pepa es interpretado por la actriz británica Tamsin Greig, Lucía por Haydn Gwynne, Candela está interpretada por Anna Skellern, Marisa por Seline Hizli y Paulina por Willemijn Verkaik. La verdad es que hay que reconocer que es un musical muy inglés para situarse en Madrid de 1987. De modo que no se escucha mucho inglés con acento español. Pero sí algunas palabras en castellano como ‘señora, querida, mi vida…’. Esto no es nada extraño, en musicales en inglés ambientados en otros países como ‘Evita’, ‘Cabaret’ o ‘Les Misérables’ ocurre lo mismo.

Es un espectáculo con mucho sentido del humor, sobre todo gracias a Candela. La actriz australiana Anna Skellern realiza un muy buen trabajo en ese aspecto. Es ella quien realiza muchas de las bromas, pero además es muy expresiva. Uno de los momentos más aplaudidos es ‘Model behaviour’, cuando Candela intenta ponerse en contacto con Pepa a través del teléfono. Pero no hay que desmerecer las demás actrices y todos los actores, que con sus interpretaciones hacen de ‘Women on the verge of a nervous breakdown’ un espectáculo ameno, llevadero, entretenido y muy divertido.

Con música y letras de David Yazbek, la partitura es de lo mejor del espectáculo. Todas las canciones son pegadizas y de entrada suenan muy bien. Es cierto que incorporan guitarras, piano y muchas palmas para dar un toque español. Pero la verdad es que no dejan de ser más bien canciones pop típicas del teatro musical. Al ser un elenco mayoritariamente femenino, en muchas de las canciones en grupo se juega con los coros y las armonías. De modo que ellas realizan una interpretación muy bonita de los temas que se transmite al público con facilidad.

Hay que reconocer que en ‘Women on the verge of a nervous breakdown’ el espacio es lo de menos, la historia podría pasar en Madrid, Londres o en cualquiera otra ciudad. Pero sí que hay elementos en la escenificación y en la historia que recuerdan a España. Por ejemplo, Pepa prepara un gazpacho muy peculiar. O Candela llama desde diferentes cabinas telefónicas. También hay un personaje muy curioso, una chica disfrazada de torera y después de bailarina de flamenco. Es un personaje que, junto al taxista, sirve como narrador y guía de las diferentes situaciones y escenas. A parte de este disfraz de torero, que puede chocar un poco de entrada, no se recurren a los tópicos fáciles de nuestro país, cosa que se agradece.

El Playhouse Theatre ofrece los Day Seats por tan solo £20, disponibles desde las 10 de la mañana cuando abre la taquilla.

‘Women on the verge of a nervous breakdown’ es un musical muy recomendable.Es un espectáculo redondo, genera muy buen rollo, es divertido, entretenido y con números y canciones muy potentes y el hecho de que esté basado en una de las películas más importantes del cine español lo hace todavía más atractivo.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio