Deportistas y emprendedores: los negocios de las estrellas

0

¿Existen similitudes entre el mundo del deporte y el de los negocios? Muchos deportistas de élite aprovechan las habilidades adquiridas durante sus años de competición para forjarse un futuro después de la retirada. Y hay algunos que logran posicionar sus negocios, proyectos e inversiones en la cumbre de los mercados. Muchos son los deportistas que deciden dar el salto a los negocios, pero, como en las pistas, la competición también es dura y sólo unos pocos llegan al éxito. La casa de apuestas deportivas Betway recopila una lista de deportistas y empresarios que han llegado al éxito.

El deporte de élite se ha convertido en un mundo tan competitivo y profesionalizado que, para destacar en él como han hecho Cristiano Ronaldo o Serena Williams, no solo vale con ser brillante sino también disciplinado, ambicioso y fuerte en términos psicológicos. Estos también son ingredientes idóneos para el perfil del emprendedor. A los rasgos de personalidad de las estrellas deportivas tenemos que añadir otros elementos que van adquiriendo a lo largo de su carrera: la fama, el capital o una amplia red de contactos. Todo unido es el caldo de cultivo perfecto para que un deportista de máximo nivel se anime a introducirse en los negocios.

La carrera de cualquier deportista es corta: en la mayoría de las disciplinas es casi imposible alargarla más de 15 o 20 años. Qué hacer después de retirarse es una de las mayores preocupaciones de muchos deportistas. Y aquí entra la decisión de referentes del deporte como María Sharapova o LeBron James, que antes de acabar su carrera ya se estaban preparando para sus aventuras empresariales.

Los grandes deportistas se asocian siempre con grandes marcas

Desde que empiezan a despuntar, la mayoría de las estrellas del deporte se estrenan firmando grandes acuerdos con diferentes marcas y así se familiarizan con los negocios. Deportistas como Rafa Nadal, Valentino Rossi o Edurne Pasabán se dieron cuenta de que sus propios nombres tienen un gancho comercial suficiente como para explotar sus derechos de imagen, protagonizar campañas publicitarias o ser embajadores de marcas. Este primer paso suele ser la iniciación de estos deportistas en el mundo de los negocios.

Creado por Betway Sports

Con ayuda de expertos y asesores, se acaban lanzando a la inversión y la creación de empresas de todo tipo. Su fama y su capital les da la posibilidad de emprender en muchos proyectos y sectores sabiendo que no van a pasar desapercibidos. Por ser figuras mediáticas van a tener suficiente difusión como para que sus negocios logren notoriedad y puedan competir con garantías en el mundo empresarial. Y así lo hacen, aumentando el patrimonio alcanzado durante sus años de competición.

El carácter emprendedor de los deportistas y sus intereses personales hacen que cada uno elija un camino distinto: María Sharapova y el mundo de las golosinas con Sugarpova, Edurne Pasabán y la empresa de turismo de aventuras Kabi Travels, la waterpolista Maica García y su negocio de peluquería, barbería y depilación Barbeluquería, Fernando Alonso y su marca de ropa urbana Kimoa o el gigante del tenis Rafa Nadal y los hoteles Secrets Aura del Caribe.

Otros prefieren emprender en un entorno donde se sienten más cómodos, con negocios del ámbito deportivo, como Cristiano Ronaldo con su franquicia de gimnasios CR7 Crunch Fitness o la ex atleta británica Jessica Ennis-Hill con su app de fitness. Siendo sectores que dominan por llevar toda su vida dedicados al entrenamiento, ellos pueden aportar olfato y una visión de experto para alcanzar el éxito.

No sólo son apuestan por negocios lucrativos, los deportistas de élite también tienen objetivos sin ánimo de lucro

Sin embargo, los deportistas sienten que tienen una responsabilidad con la sociedad y algunos invierten en proyectos cuyo fin es un mundo más igualitario. Inversiones que no aportarán tantos beneficios a sus creadores pero que les conectan de forma altruista con colectivos vulnerables y organizaciones benéficas. Algunos ejemplos son I Promise, el colegio que LeBron James abrió para niños desfavorecidos en su ciudad natal; las academias de Rafa Nadal y Valentino Rossi, en las que tratan de dar una oportunidad a jóvenes con una fuerte vocación deportiva, o la empresa de inversión Serena Ventures, con la que Serena Williams invierte en proyectos innovadores de mujeres emprendedoras.

Desde jóvenes, estos deportistas están habituados a ser líderes, afrontar desafíos y levantarse de las derrotas. Ahora trasladan ese carácter forjado en la competición, a base de fuerza de voluntad y entrenamiento duro, a sus negocios. Y lo mejor es que muchos de ellos lo hacen con el mismo nivel de excelencia.

Sobre el autor

El Ibérico Gratuito es el único periódico quincenal escrito en español para la comunidad española e hispanoparlantes de Londres.

Deja tu comentario