Portada | Actualidad | La justicia no será necesaria para aprobar la «desconexión» de los pacientes en estado vegetativo en Reino Unido

La justicia no será necesaria para aprobar la «desconexión» de los pacientes en estado vegetativo en Reino Unido

El camino para la conocida como «muerte digna» comienza a flexibilizarse en Reino Unido. Hasta el momento, era necesaria la intervención de un juez para que se aprobase la «desconexión» de los pacientes de Reino Unido en estado vegetativo. La Corte Suprema de Reino Unido ha anunciado que el personal médico no tendrá que presentar instancia ante Court of Protection como requisito previo al procedimiento.

La regulación será un proceso complicado. Se distingue entre la eutanasia pasiva y la activa. La pasiva se trata de la desconexión del paciente, privándole paulatinamente de la asistencia de las funciones vitales. La activa consiste en la provisión de fármacos para acelerar la detención de las constantes vitales. En este caso, la eutanasia activa requiere de mayores formalidades para llevarse a cabo. Esta última no se suele aplicar en casos de estado vegetativo, sino en otro tipo de disfunciones o enfermedades de mayor sufrimiento para el paciente. La regulación a la que hace referencia la Corte solo implica la eutanasia pasiva, y no la activa o suicidio asistido.

El cuerpo y la conciencia de los pacientes quedan prácticamente paralizados durante el estado vegetativo. La mayoría de los pacientes son diagnosticados como casos irreversibles. Hasta el momento, cuando el equipo médico realizaba este diagnóstico, había que llevar a cabo una  complicada y costosa burocracia judicial. Para que la desconexión de los pacientes pudiera efectuarse legalmente era necesaria la aprobación del juez. El proceso se hacía muy complicado para familias y médicos, que no se responsabilizaban de la situación por las posibles consecuencias penales.

La decisión de la Corte Suprema de Reino Unido ha levantado cierta controversia entre los ciudadanos británicos. Miles de personas cada año se mantienen con vida gracias a la provisión de funciones vitales por medio de esta tecnología. La medida despierta tensiones sobre todo entre los colectivos religiosos. Para ellos, la persona sigue con vida a pesar de tener un daño cerebral irreversible.

Los casos en los que se toma la decisión de la desconexión son muy específicos. Son pacientes en los que el estado vegetativo es persistente. Los derechos del paciente prevalecen en todo momento.  Se busca actuar conforme a la decisión del afectado en caso haberse pronunciado con anterioridad acerca de su hipotética situación. La mayoría de los pacientes no dejan constancia de la misma. Es entonces cuando la familia representa al afectado y debe tomar una decisión consensuada acerca de la desconexión del enfermo. En todos los casos la aprobación del equipo médico es condición necesaria.

El estado vegetativo en España

El tema de la eutanasia ha sido sometido a debate en repetidas ocasiones en los últimos años en España. Como en la mayoría de países de la Unión Europea, la eutanasia es un delito con consecuencias penales.  El Código Penal castiga en su articulo 143 la cooperación necesaria para el suicidio, y la eutanasia se considera homicidio. El Parlament de Catalunya impulsó una propuesta de ley para acabar con las consecuencias penales derivadas de la misma. El 27 de junio el Congreso de los Diputados sometió a votación una proposición de ley del PSOE para llevar a cabo su regulación. El partido socialista considera la muerte digna como un derecho que hay que regular. Podemos, Ciudadanos (con proposiciones de enmiendas a la Ley), ERC, PNV, PDeCAT, Compromís y EH Bildu votaron a favor. El PP y su nuevo líder se oponen terminantemente, considerando la ley injusta e innecesaria.

 

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio