La desconocida historia de la estación de Green Park de Londres

0

El metro de Londres es el más antiguo del mundo fundado en el año 1863. Durante tantos años de existencia, las historias, anécdotas y secretos que esconde el metro de la capital inglesa son innumerables. Cada vez que subimos y bajamos en una estación de metro lo hacemos con el piloto automático sin preguntarnos qué había allí antes de que la estación existiese o el porqué de su nombre. A la estación de Green Park le ocurre esto.

Esta estación cercana a Buckingham Palace alberga las líneas Jubilee, Victoria y Picadilly, por lo que se puede decir que es una estación muy concurrida diariamente. Pero muy poca gente que utiliza esta estación conoce la verdadera historia detrás de Green Park.

El tétrico pasado de Green Park

Esta estación se fundó en 1906 bajo el nombre de Dover Street, y se reconstruyó en 1933, esta vez sí con el nombre de Green Park. Muchos dirán que no hay nada extraño en esto, ya que el parque de 20 hectáreas sobre el que se encuentra la salida de la estación es quien le da nombre. Lo que muy poca gente sabe es la utilidad que tenía el Green Park antaño.

Se dice que este parque antiguamente se utilizó como un cementerio para los enfermos londinenses. Cuentan que todos los enfermos de lepra del hospital St James, cercano al parque, eran enterrados en él para evitar contagios. La lepra es una enfermedad infecciosa crónica que afecta al sistema nervioso y a la piel y mucosa, y es contagiosa.

Historia de la estación de Green Park

DaLiu / Shutterstock.com

En épocas pasadas era una enfermedad común y a los enfermos se les trataba de alejar o de poner en cuarentena, vivos e incluso una vez muertos. A cualquier leproso se le trataba como a un ‘apestado’ y es por ello que los enterraban en zonas alejadas de los cementerios comunes.

Así que la próxima ocasión que visitéis la estación de Green Park, recordad que a escasos metros de la salida de la estación, yacen una gran cantidad de cuerpos de aquellos que murieron afectados por la lepra.

Sobre el autor

Periodista amante de la música y el deporte. Actualmente en Londres.

Deja tu comentario