Descubre los secretos y tradiciones de la navidad inglesa

¿Trabajas estas fiestas? ¿No vuelves a casa por navidad? Desde El Ibérico te contamos las tradiciones más importantes para los ingleses en estas fechas
La Navidad en Londres comienza con el encendido de las luces de las principales calles comerciales como Oxford Street, Regent Street, Carnaby Street o Greenwich Market. Pero lo que realmente marca el inicio de la Navidad para la mayoría de los londinenses es el tradicional encendido del árbol de Trafalgar Square, el primer jueves de diciembre. Cada año, desde 1948, Noruega regala este abeto a los británicos como agradecimiento por su apoyo durante la II Guerra Mundial.

Patinar en una de las muchas pistas de hielo de la ciudad, visitar los mercadillos de Navidad, pecar de exceso consumista o asistir a espectáculos musicales, son sólo un ejemplo de lo que los turistas pueden hacer en Londres durante estas fechas. Pero para los ingleses, la Navidad en Londres es mucho más que esto. Para casi todos ellos es momento de estar en familia, disfrutando de la buena comida y el calor de la chimenea.

A diferencia de otras ciudades, la Nochebuena en Londres no es tan importante como los días posteriores. Se ultiman los preparativos y los más jóvenes salen a los pubs a celebrarlo. El 25 de diciembre o Christmas Day es el gran día para los ingleses. Según Haran Rasalingam, de madre inglesa y padre hindú, «este día es probablemente el único del año que no trabaja nadie en Inglaterra». Este día los más pequeños, y no tan pequeños, abren los regalos que Father Christmas (como lo llaman en Reino Unido) ha dejado en los calcetines o bajo el árbol de Navidad. En Inglaterra, el árbol de Navidad fue popularizado por el príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria, que introdujo esta costumbre desde su nativa Alemania en 1841.

El Christmas Day es un día típicamente familiar en el que los ingleses comen y beben mucho. Generalmente comen pavo asado con Yorkshire Pudding, Christmas Cake o Christmas Pudding, que es un tipo de tarta de frutas secas. Además de los habituales vino y cerveza, se beben licores o mulled wine, un tipo de ponche caliente. Antes de comer, nunca faltan los tradicionales Christmas Crackers, unos pequeños tubos de cartón envueltos en papel de regalo y unidos entre sí. Los Crackers contienen una corona de papel cebolla, un regalo y un chiste. La costumbre consiste en tirar de ellos entre dos personas hasta que explota y se parte en dos, la persona que se queda con la parte más grande es la que se queda con el contenido.

Y si hay una práctica típicamente inglesa es el envío de tarjetas navideñas. Antes de la Navidad de 1843, Henry Cole decidió, en vez de escribir una carta para cada uno de sus amigos, imprimir una tarjeta con un mensaje común. Nunca pudo imaginarse que su idea sería tan popular en todo el planeta, y es que sólo en el Reino Unido se envían y reciben más de 200 millones de tarjetas en el periodo de Navidad.

A las tres de la tarde del día de Navidad, muchos británicos escuchan el mensaje de la Reina de Inglaterra por televisión. Pero desde hace varios años, además podemos verlo en el canal de Youtube de la familia real británica, www.youtube.com/theroyalchannel. En este canal está también el primer mensaje de felicitación de Navidad de la Reina emitido a través de la televisión en el año 57, hace más de medio siglo.

Las noches de Navidad sin el muérdago no serían lo mismo, ya que trae la buena suerte a los hogares. Por eso, en Convent Garden se ha creado una nueva instalación interactiva en la que las luces del árbol de Navidad están programadas para responder al tacto humano, por lo que cuando dos personas se besan debajo del muérdago, más de 50.000 luces de color blanco y rojo lo iluminan por completo.

El 26 de diciembre o Boxing Day es para muchos ingleses como Haran Rasalingam, «un día para pasarlo en familia, disfrutando de la buena mesa». Para otros es un día de compras, el más concurrido de las rebajas y en el que además, los comerciantes reciben su aguinaldo.

Los ingleses suelen pasar el New Year’s Eve con amigos, en fiestas privadas en casa o en pubs o clubs. Para Tim Powell-Jones, profesor de inglés «lo mejor son las fiestas en casa de los amigos, ya que salir esa noche es bastante caro y complicado». Lo más popular de este día es poder ver el espectáculo de fuegos artificiales en uno de los tres lugares emblemáticos de Londres: Trafalgar Square, Picadilly Circus o en el Big Ben, que con sus campanadas marca el inicio del nuevo año. «Esta tradición de los fuegos artificiales es muy nueva ya que empezó en la Nochevieja del 2000», apunta Rasalingam.

Y si la resaca de la noche de fin de año lo permite, el New Year’s Day Parade, el mayor desfile anual de Europa, da la bienvenida al nuevo año. Este 2011 se celebra la 25 Edición del desfile que arrancará el 1 de enero a las 12:00 en Berkeley Street, frente al Hotel Ritz y atravesará la ciudad pasando por Picadilly, Trafalgar Square y Whitehall, para acabar en Parliament Square. Desfilarán más de 10.000 personas de 20 países de todo el mundo y se espera una afluencia de medio millón de asistentes tras el éxito del año pasado.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio