Guía para ser donante de sangre en Reino Unido

0

Hoy, 14 de junio de 2018, es el Día Mundial del Donante de Sangre. Este gesto, en el que España es líder mundial, salva la vida de miles de personas cada día. A pesar de que la donación de sangre es una actividad muy extendida por todo el mundo, te comentamos cuáles son los requisitos para ser donante de sangre en Reino Unido. Sigue nuestra guía para colaborar en un día tan solidario como éste.

Quién puede ser donante de sangre

De acuerdo a la página web Give Blood, gestionada por el NHS, la mayoría de la gente está autorizada para donar sangre siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos. El primero de ellos es estar en un estado óptimo de salud y en buena forma. Esto significa tener un peso entre los 50 y los 160 kilogramos.

La edad también influye: están autorizados a donar sangre todas las personas de entre 17 y 66 años. Los mayores de 70 pueden hacerlo siempre y cuando hayan realizado una donación en los dos años anteriores, afirma la página web del NHS. La frecuencia de las donaciones varía entre sexos: los hombres pueden compartir su sangre cada 12 semanas; las mujeres cada 16.

Un pequeño formulario

Si quieres donar sangre en Inglaterra, Gales, Escocia o Irlanda del Norte debes de responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Estás en tratamiento médico?
  • ¿Has viajado fuera del país?
  • ¿Te hayas hecho un piercing o tatuaje recientemente?
  • ¿Estás embarazada o en proceso de lactancia?
  • ¿Padeces alguna enfermedad o estás en tratamiento por cancer?
  • ¿Has sido receptor de sangre u otros órganos?

* Puedes consultar estos requisitos con más detalle, y algunos otros en la web oficial del NHS

Particularidades en el mes del orgullo LGBTI+

Una de las peculiaridades del caso británico es el veto que tradicionalmente se ha impuesto a los miembros de la comunidad LGTBI+, concretamente a los homosexuales. Una de las razones sugeridas por Give Blood es un mayor riesgo de las minorías sexuales de contraer ETS. Esta generalización ha despertado mucha polémica en la sociedad británica.

La normativa establece que los hombres que mantienen sexo con otros hombres con una frecuencia superior a los tres meses no están autorizados a donar sangre. Esta ley se ha suavizado ligeramente, puesto que recientemente el veto se extendía hasta los 12 meses. Para la mayoría de las personas esto suponía una prohibición casi permanente.

Sobre el autor

Deja tu comentario