Portada | Actualidad | Dime de qué te ríes y te diré de dónde vienes

Dime de qué te ríes y te diré de dónde vienes

Dos argentinos, un mexicano y un español debaten sobre el humor a ambos lados del Atlántico en el Instituto Cervantes en Londres

El humor es propio de los seres humanos y nos diferencia del resto de seres vivos por su evidente carga de intelecto, en la medida en que hace uso del ingenio y de la agudeza. Pero, ¿es diferente según las culturas? ¿Existe un humor en cada una de ellas? ¿Está condicionado por el idioma?

De todo esto se habló el pasado miércoles 9 de junio en el Instituto Cervantes, en una mesa redonda que llevaba por título «¿Qué hace reír a españoles y latinoamericanos? El humor a ambos lados del Atlántico». Para ello, se sentaron a la mesa cuatro profesionales y expertos en el humor de tres países hispanohablantes: Argentina, España y México.

 

Desde el cono sur de América asistió el diseñador de cómics argentino Óscar Grillo y la comisaria de la exposición Cómica Argentina, que da comienzo hoy en la Canning House de Londres, Sylvia Libedinsky. Representando la parte española, se sentó el delegado de Efe en Londres, Joaquín Rábago, y desde México, el ministro para los asuntos culturales en la embajada mexicana, Ignacio Durán.

El humor puede servir como elemento de defensa, crítica y como mero entretenimiento y sus matices son múltiples. En muchos casos, la cultura es fundamental para su comprensión y explica sus variadas versiones, pero no siempre, como pudo apreciarse durante el acto. Eco de esas diferencias hizo Durán al finalizar su intervención con una frase contundente: «Dime de qué te ríes y te diré de dónde vienes».

Los cuatro componentes de la mesa redonda coincidieron en la fuerza del humor para actuar como arma de defensa sutil y de rebelión. «Ante la crueldad humana tendríamos que tener siempre una salida cómica, humorística», señaló Grillo al comienzo de su intervención. Durán, por su parte, que explicó el humor mexicano a través de uno de sus grandes representantes, Cantinflas, señaló: «Es un arma, una defensa. Cantinflas lo utiliza para defenderse del poderoso. Nadie lo puede acusar de nada porque no dice nada con sentido». Su gracia es simple, descarada y «popular, nada intelectualizada», según caracterizó el ministro de la embajada mexicana al personaje cómico.

Tal y como el público que asistió al acto pudo comprobar con la proyección de algunas secuencias de la película Ahí está el detalle (1940), Cantinflas hace uso de un lenguaje ininteligible, tergiversando las conversaciones y burlándose de los elementos de la comunicación. Durán señaló que tanto es así, que a raíz de Cantinflas, «la Real Academia de la Lengua Española admitió el verbo cantinflear», definido como «hablar de forma disparatada e incongruente y sin decir nada», según el diccionario de la RAE.

Tras el derroche de incongruencias del actor mexicano en la película, Joaquín Rábago pasó a analizar un tipo de humor más silencioso, el de El Roto, un dibujante que publica en el diario español El País. Se trata de un humor punzante, surrealista e inteligente a través de una extrema «calidad del dibujo», algo en lo que coincidió rotundamente con Grillo para quien es tremendamente «importante dibujar bien».

Al hilo de sus explicaciones, el periodista español aludió a la diferencia entre el humor inglés y el de El Roto. «El humor inglés ha sido siempre muy personalizado en su blanco. El de El Roto es más bien de denuncia de situaciones; denuncia el pecado, pero no al pecador.» Poco después, Rábago añadía que lo que caracteriza al dibujante de El País «es descubrir lo que hay debajo de las superficies, pero sin amargura».

Durante la muestra de algunas de sus viñetas, pudo apreciarse la universalidad y la calidad del dibujo, pero, al mismo tiempo, la existencia de pequeñas dificultades de comprensión con algunas de las frases que los acompañaban, principalmente, por motivos culturales y del idioma.

A pesar de todas las diferencias que salieron a la luz durante la mesa redonda, el público rió con Cantinflas, admiró los dibujos de Grillo y reconoció el ingenio de El Roto. Grillo concluyó: «Si una persona es graciosa de verdad, lo es en todas las lenguas».

El evento formó parte de las actividades que el Instituto Cervantes en Londres ha organizado, en colaboración con Acalasp, para celebrar el bicentenario de las independencias latinoamericanas.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio