Portada | Actualidad | Dios salve a la Reina: El cumpleaños más amargo de Isabel II

Dios salve a la Reina: El cumpleaños más amargo de Isabel II

La reina Isabell II
La reina Isabell II

Hoy es el cumpleaños de una de las figuras públicas más admiradas en el mundo: la Reina Isabel II. Es irónico que, si bien a la mayoría de nosotros nos afecta negativamente el paso del tiempo, a la Reina Isabel II le ocurre todo lo contrario. A sus 96 años recién cumplidos, sus virtudes son casi un sello imborrable en la conciencia colectiva actual. Mientras los políticos, famosos e incluso papas vienen y van, la Reina de Inglaterra es un personaje que se ha ganado el título permanecer en nuestras memorias para siempre; en parte, gracias a su impresionante longevidad, pero solo en parte. La reina es única. Sus cualidades personales, juicio y compromiso con su papel de monarca la convierten en una de las personas famosas del mundo.

Sin embargo, este día tan especial será a su misma vez amargo y aflictivo. Y es que la reina perdió el año pasado a su marido. Felipe de Edimburgo falleció el viernes 9 de abril de 2021 a los 99 años. La monarca, celebrará sus 96 años en una pequeña y tranquila reunión con sus familiares. Desde El Ibérico queremos hacer un homenaje a la que es quizá, la persona más buscada en la red hoy, 21 de abril.

La monarca más longeva de la historia

Hace cuatro años, la Reina Isabel II alcanzó los 65 años en el poder, convirtiéndose en la monarca más longeva de la historia de Reino Unido. Durante su reinado, la monarca ha presenciado los momentos históricos más importantes de la humanidad: la Segunda Guerra Mundial, la recuperación de Europa tras este conflicto, la caída del muro de Berlín, la caída del Imperio Británico, la creación de la Unión Europea, y el impacto social que conlleva la llegada de la era digital. Pero, además, también está siendo testigo de una de las mayores crisis humanitarias de la historia: la pandemia mundial por Covid-19.

Para celebrar su nonagésimo quinto cumpleaños, repasaremos algunos de los datos más interesantes de la monarca, recorriendo su historia y los eventos que hacen que Isabel II sea, más que un personaje público, el icono inglés por excelencia.

1. La reina Isabel II celebra siempre dos veces su cumpleaños

Elizabeth Alexandra Mary, mejor conocida como Isabel II, es una reina particular, hasta para celebrar su cumpleaños. Siempre lo celebra tal día como hoy, el 21 de abril (la fecha de su nacimiento) y otra vez en junio, cuando se inicia el verano. Esta costumbre fue implantada durante el reinado de Eduardo VII (1841-1910). Aprovechando esta efeméride, implantada -simple y llanamente- porque el primer rey de la Casa de Windsor, nacido en noviembre, quería gozar en su día de buen tiempo.

Retrato al óleo de la reina Isabel II./De Thoom. Shutterstock.com
Retrato al óleo de la reina Isabel II./De Thoom. Shutterstock.com

2. Casa de Windsor, alemanes reconvertidos a británicos

El origen de la dinastía se remonta al 10 de febrero de 1840, cuando la famosa reina Victoria contrajo nupcias con Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha. De este matrimonio nacería el mencionado más arriba Eduardo VII, con quien dio inicio, a la muerte de su madre, la Casa de Sajonia-Coburgo-Gotha. Durante su reinado el nombre de la casa permanecería intacto, pero en la Primera Guerra Mundial, ya con su hijo Jorge V como rey, se optó por cambiar el nombre a Windsor para marcar distancias con Alemania, por ese entonces enemigo en la contienda.

3. Isabel II, Su Alteza Real

Diagnosticándosele a Jorge VI un cáncer de pulmón, Isabel no tardaría en reemplazarlo en cada vez más actos. En una de las giras que ya emprendía con su marido el príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca (con el que se acababa de casar) fue informada de la muerte de su padre. Su coronación se celebraría en la Abadía de Westminster el 2 de junio de 1953. Un primer atisbo de la popularidad de la que gozaría la reina fue el número de telespectadores que siguieron la ceremonia, casi más de 20 millones.

Sello conmemorativo de la boda de Isabel II./De Andrey Lobachev. Shutterstock.com
Sello conmemorativo de la boda de Isabel II./De Andrey Lobachev. Shutterstock.com

4. God Save the Queen

Pese a su duración (69 años, y sumando), no ha sido ni mucho menos un reinado fácil, para empezar, porque cuando fue coronada, con apenas 25 años, estaba gobernando quizá la máxima figura política que ha tenido Reino Unido en su historia, Winston Churchill. Hubo de estar a la altura, además, con la devastadora situación que quedó en las Islas Británicas tras la Segunda Guerra Mundial.

Isabel II./De aSuruwataRi. Shutterstock.com
Isabel II./De aSuruwataRi. Shutterstock.com

En cualquier caso, Isabel II ha demostrado siempre saber adaptarse a las circunstancias. Muestra de ello es lo que era -y es hoy- la Corona británica. Tomado el cetro en un punto donde la institución ya daba muestras de desgaste y anquilosamiento, sin saber muy bien cómo, se ha ido adaptando ese carácter anacrónico de la realeza a los nuevos tiempos para acabar dando como resultado su particular versión actual: un negocio.

Independientemente de que es muy difícil para cualquier británico concebir su país como republicano (la reina y su familia forman parte de la cultura e idiosincrasia nacional; es imposible separar una cosa de la otra), la contribución que se realiza gracias a la familia real a las arcas del Estado es tal que han venido a convertirse con el tiempo en el principal atractivo turístico (dejando a un lado al Big Ben que, casualmente, tras el Jubileo de Diamante, pasó a llamarse Torre de Isabel). No hay un caso equiparable en lo que a monarquías u otras autoridades se refiere que atraiga tanto.

 

 

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio