E-bikes: El nuevo plan del Gobierno británico para relanzar la economía

0

Un estudio realizado por la Universidad de Leeds revela que el uso de las bicicletas eléctricas podría mitigar la transmisión del Covid-19 y las emisiones de CO2.

El estudio llevado acabo por los investigadores del Centro de Investigación de Soluciones de Demanda Energética (CREDS) de la Universidad de Leeds, ha asegurado que las bicicletas eléctricas tienen la capacidad para reducir las emisiones de dióxido de carbono y a su vez puede ofrecer a los trabajadores una ruta segura sin riesgo de contraer el coronavirus.

Estas recomendaciones han surgido como una nueva alternativa de transporte seguro luego de que el Gobierno de Boris Johnson sugiriera a los viajeros no usar el transporte público para movilizarse a los lugares de trabajo y así detener la transmisión del Covid-19.

La investigación también ha encontrado que si se reemplazase los viajes en autos por los viajes en e-bikes, o bicicletas eléctricas, las emisiones de CO2 en el país podrían reducirse hasta en un 50 por ciento lo que equivaldría a unos 30 millones de toneladas por año.

Los investigadores de la Universidad de Leeds han asegurado que el Reino Unido sacaría más ventaja si se implantase este sistema de transporte para conectar los pequeños pueblos con ciudades grandes como ya lo hacen en Dinamarca. De hecho el reporte señala que los habitantes de los pueblos son más dependientes al uso del automóvil que en ciudades grandes debido a la falta de un buen servicio de transporte público.

La opinión de los investigadores de la Universidad de Leeds

El Dr Ian Philips, uno de los investigadores de la Universidad de Leeds y quien dirigió este estudio, ha asegurado que el uso de las bicicletas eléctricas como uso masivo de transporte público no había sido tomado en cuenta por los responsables políticos hasta ahora.

“La investigación empezó como una forma de medir el ahorro de las emisiones de carbono que pueden ofrecer las bicicletas eléctricas, pero a medida que vamos saliendo del confinamiento, las bicicletas eléctricas pueden ser parte de la solución para hacer que las personas vuelvan a movilizarse de forma segura”, ha dicho el Dr Philips.

Así mismo el investigador recomienda que el Gobierno de Reino Unido deberían encontrar maneras para incentivar a las personas a que usen este nuevo método de transporte y así puedan reducir su dependencia a los automóviles.

El Dr Philips concluyó diciendo que “las bicicletas eléctricas tienen el potencial de mejorar las opciones de movilidad para las personas y las comunidades en riesgo de pobreza de transporte.”

Por otra parte, este estudio también ha sugerido que se deberían proporcionar este sistema de transporte a los trabajadores del NHS ya que podría aumentar su popularidad y elevar el perfil del uso de las bicicletas eléctricas. Así mismo, promocionar el uso de las bicicletas eléctricas como un paquete estimulante por parte del gobierno que permita la recuperación de la economía ante el Covid-19.

Un portavoz del Departamento de Transporte ha manifestado que estas bicicletas eléctricas son unas excelentes herramientas para viajar especialmente para aquellas personas que realizan viajes largos.

“Con nuestro proyecto Cycle to Work (pedalear al trabajo), las personas podrán obtener un gran descuento en una nueva bicicleta eléctrica. Además de esto, también estamos buscando crear un legado verde al invertir cantidades récord para alentar a más personas para andar en bicicleta o caminar.”

Sobre el autor

Graduado como periodista bilingüe en la universidad Roehampton, Reino Unido.

Deja tu comentario