La economía británica precisa de una gran reestructuración, según los expertos

0

Un estudio llevado a cabo por expertos de un think tank recomienda que Reino Unido lleve a cabo una reforma estructural de su economía. El país, según los expertos, necesitaría dar un gran giro en varios aspectos. Otorgar más derechos a los trabajadores, aumentar la inversión pública o acabar con los monopolios son algunas de las recomendaciones dadas por una comisión de expertos en la materia.

“Una economía más justa es una economía más fuerte”, aseguran los expertos. Una de las recomendaciones del estudio es, precisamente, incluir más justicia en el sistema. “La economía británica tiene que ser remodelada si se quiere lograr prosperidad y justicia”, puntualiza la publicación. Para llevar a cabo esa transformación, el documento señala cinco puntos principales en los que Reino Unido tiene que trabajar para lograr un sistema económico más adecuado.

Las cinco recomendaciones para impulsar la economía

  • Acabar con el ciclo de consumo de la deuda e incrementar los ahorros nacionales y los niveles de inversión.
  • Una “nueva [política de] industrialización” basada en el desarrollo de círculos industriales en torno a las universidades.
  • Romper con el equilibrio entre bajos salarios y baja productividad. Acabar con la excesiva flexibilidad del mercado laboral. Otorgar más influencia y un incremento a los salarios a los trabajadores.
  • Una automatización controlada. Esto es, invertir en la formación de trabajadores desplazados a la par que se promueve la inversión tecnológica.
  • Fin de los monopolios. Mayor regulación de las actividades llevadas a cabo por los gigantes de Internet y las plataformas digitales.

 

El paquete de medidas sugerido por este organismo público anima a Reino Unido a acercarse a modelos económicos similares al alemán. Se recomienda que Londres se aleje del actual sistema liberal para dar paso a un estilo económico coordinado. Para ello, sugieren la creación de un Consejo Económico Nacional que agrupe a las administraciones, empresarios y, también, sindicatos. La meta es lograr un plan de 10 años para apuntalar la economía del país.

El estudio apunta a las grandes reformas llevadas a cabo en los años 40 y 80. Con ello quiere que sirvan de impulso para los grandes cambios que el sistema necesita hoy día. A juicio de los especialistas del think tank, tanto las medidas llevadas por los laboristas en 1940 como las de Thatcher en 1980 eran necesarias. Los cambios que sugieren para 2018 también lo son, aseguran. A pesar de ello, la publicación del IPPR no hace referencia alguna al escenario que dibujará el Brexit en la economía británica.

Sobre el autor

Deja tu comentario