Educar sin título universitario

Asistente de clase, de enseñanza, de educación especial, de apoyo… Son los términos a la hora de traducir del inglés teaching assistant. Este trabajo es, sin duda, una opción viable para los interesados en educación y que quieran vivir en Inglaterra.

 

Si en teoría hace falta un alto nivel de inglés y algo de experiencia en el mundo de la educación especial, en la práctica, trabajar en un colegio anglosajón es más fácil de lo que parece. No hay un consenso establecido sobre los requisitos que debe presentar el asistente a la hora de solicitar un trabajo. Cada escuela decide qué títulos o experiencia hay que tener en cuenta ante la selección de un candidato por lo que, actores en paro o economistas sin trabajo por culpa de la crisis son algunos de los perfiles que se pueden encontrar en las escuelas de secundaría y primaria del país británico.

En cualquier caso, los requisitos en los anuncios de vacantes se refieren al buen nivel de inglés y matemáticas del interesado, que se familiarice de forma exhaustiva con las normas de la clase o que tenga métodos eficaces para atajar el mal comportamiento.

Puntos de vista

La falta de maestría es de lo que se quejan muchos de los profesores. Hay excepciones, pero la relación interpersonal entre un asistente y el educador con título no es tan estrecha como debiera. Este último se lamenta de las pocas aptitudes y responsabilidades del asistente en términos generales. Los asistentes en Inglaterra, sin embargo, se quejan de la poca ayuda de los profesores, del pobre salario que ganan (entre 11.000 y 15.000 euros al año) así como del insuficiente respeto que obtienen por parte de los educadores principales.

La colaboración entre el profesor y el asistente es muy importante. Debe haber una comunicación entre los dos profesionales y el educador debe saber en todo momento qué tipo de problemas hay en la clase.

Responsabilidades

El papel que desempeña el asistente es un poco confuso. En principio, sus labores se enfocarían a la ayuda personalizada que se le ofrece al niño, pero la realidad muestra a asistentes ocupándose de la clase cuando el profesor principal no está (un profesor sustituto enviado por una agencia cobraría dos veces más) u ocupándose de la administración.

Los quehaceres en las guarderías y colegios de primaria son variados y extensos. Éstas van desde leer y contar historias, ayudar al niño con los números, usando materiales específicos a mantener una sana comunicación con los otros profesionales del centro y con los padres.

Con respecto a la escuela secundaria en Inglaterra, la mayoría de asistentes se dedican (mayormente) a ayudar a los alumnos con necesidades educativas especiales. Sería una variante que iría por debajo del conocido en España como profesor de apoyo.

Para los que vean este trabajo como una salida profesional y no estén interesados en trabajar como profesor de una asignatura en concreto, el gobierno pone a disposición el llamado Higher Level Teaching Assistant que da un poco más de estatus y de poder. El curso dura un año y permite especializarse más en las técnicas para afrontar los problemas de educación El grado superior da la oportunidad, oficialmente, de ocuparse de toda la clase cuando el profesor no está y de ser el líder del grupo de asistentes. El salario también cambiaría, llegando a ganar entre 4.000 y 6.000 euros más al año.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio