Portada | Actualidad | El aumento de los costes en Reino Unido fomenta una vida «sin lujos»

El aumento de los costes en Reino Unido fomenta una vida «sin lujos»

coste vida reino unido inflacion 400 libras
Foto de Alaur Rahman en Pexels.

Una encuesta anual sobre los ingresos, publicada por la Fundación Joseph Rowntree, revela que el salario mínimo nacional a menudo no cubre ni siquiera un estilo de vida «sin lujos». El aumento de la inflación y de los costes energéticos dejará a millones de personas con bajos ingresos con miles de libras menos de lo que, según los ciudadanos, es la cantidad mínima necesaria para vivir con dignidad básica en el Reino Unido este invierno, explica la encuesta.

El estudio anual sobre el nivel mínimo de ingresos se basa en intensas deliberaciones de grupos de residentes en el Reino Unido socialmente representativos,. Ellos han sido los encargados de acordar lo que costaría y cómo sería un estilo de vida normal y sin lujos en 2022. Para ello, han tenido en cuenta la vivienda, los alimentos, la ropa, los enseres domésticos, el transporte y la participación social.

Abigail Davis, de la Universidad de Loughborough, coautora del estudio, ha dicho: «Como los precios siguen subiendo muy por encima de los ingresos, la realidad es que cada vez más gente se va a centrar en la supervivencia -mantener un techo sobre sus cabezas, poner comida en la mesa y mantener sus casas calientes- y se quedará muy lejos de alcanzar este nivel de vida mínimo». Peter Matejic, jefe de análisis de la Fundación Joseph Rowntree, ha señalado, por su parte, que para mejorar hará falta reformar el sistema de seguridad social.

¿Qué entra dentro de un estilo de vida básico?

El estándar de ingresos mínimos, publicado desde 2008, hace un seguimiento de la naturaleza y los costes cambiantes de lo que el público está de acuerdo en que es necesario para que los hogares del Reino Unido no sólo sobrevivan. La cesta de bienes y servicios estándar incluye lo siguiente: el coste doméstico de tres comidas al día, más aperitivos y bebidas; ropa informal y elegante, abrigos, zapatos y ropa deportiva; y la vivienda limitada a los alojamientos alquilados en el sector privado o social.

En 2022, la norma se actualizó para reflejar tanto el aumento de los costes de los alimentos y la energía como el cambio de las normas sociales tras la pandemia. Los grupos de discusión aumentaron las cantidades destinadas a actividades sociales y de ocio fuera del hogar, e incluyeron una suscripción a Netflix como esencial para el entretenimiento doméstico. Este último año también se ha producido un aumento en la cantidad asignada para el dinero de bolsillo para los niños en edad de escuela secundaria por primera vez desde 2008, lo que refleja, según el estudio, la importancia para el público «de que los jóvenes puedan ir a reunirse con amigos después de dos años de no poder socializar tan fácilmente con sus compañeros».

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio