‘El Caballero Oscuro: La leyenda renace’

Por Laura González Collado

Siete años después del reinicio de Batman, Christopher Nolan pone su broche final a la saga con El Caballero Oscuro: La leyenda renace. La tercera entrega que muchos estaban esperando y que se convertirá seguro en uno de los éxitos de la temporada.

Cuando el director inglés tomó las riendas de esta nueva franquicia del superhéroe de DC Cómics en el año 2005, el cambio fue más que evidente. El antiguo Hombre Murciélago desaparecía para dar paso a otro mucho más realista y oscuro, marcando así un antes y un después en la filmografía de Batman.

Esta entrega tiene lugar ocho años después de la anterior, El caballero oscuro, cuando Gotham parece ser un lugar más seguro y tranquilo que nunca. Un tiempo durante el cual Bruce Wayne (Christian Bale) ha permanecido recluido en su gran mansión y el héroe enmascarado no ha vuelto a aparecer, cargando con la culpa de la muerte de Harvey Dent.

Pero como cabe esperar en estas películas la paz suele durar bastante poco, así que entra en escena la nueva Catwoman (Anne Hathaway), una ladrona a la que le gusta jugar con fuego, y uno de esos villanos dignos de serlo, el mercenario Bane (Tom Hardy) que oculta parte de su rostro mediante una máscara. Por todo ello, el desaparecido y recluido Batman vuelve a resurgir, y lo hace más fuerte que nunca.

La película rebosa acción por todos los sitios y sigue en la línea de las anteriores realizadas por Nolan, sin embargo, esta saga se identifica mucho más con el género de suspense con tintes policíacos que con las típicas de héroes de cómics a las que estamos acostumbrados.

En cuanto al reparto, Christian Bale sigue en su línea, al igual que Gary Oldman (el comisario Gordon), Joseph Gordon-Levitt (John Blake) y Morgan Freeman (Lucius Fox). El nuevo amor de Wayne, Marion Cotillard en el papel de Miranda Tate, está bastante bien, al igual que ocurre con el fiel amigo y confidente del multimillonario, su mayordomo Alfred, interpretado por el brillante Michael Caine.

Para todos aquellos que dudaban de Anne Hathaway con el papel de Selina Kyle/Catwoman, hay que decir que, aunque da la talla, no se puede comparar ni de lejos con Michelle Pfeiffer en Batman Returns. Las dos horas y media que dura la película se hacen un poco pesadas, ya que por momentos pierde ritmo y se vuelve algo lenta.

Aunque para gustos los colores, cada uno puede elegir con qué Hombre Murciélago se queda: si con el del director de Origen o con el anterior, el de Tim Burton, inicialmente, y de Joel Schumacher, a posteriori. Aunque he de reconocer que El Caballero Oscuro: La leyenda renace está bastante mejor en comparación con la primera de esta saga, personalmente me quedo con el Batman pre-Nolan, sobre todo con el de Burton. Un héroe oscuro, pero a la vez lleno de colorido con una serie de villanos y antihéroes muy dignos de recordar.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio