Portada | Cultura y Ocio | Gastronomía | ‘El Celler de Can Roca’, elegido mejor restaurante del mundo

‘El Celler de Can Roca’, elegido mejor restaurante del mundo

El restaurante catalán recibió el galardón el pasado lunes 29 de abril en Londres como líder mundial de la gastronomía, según la lista 50 Best Restaurants in the World

El Celler de Can Roca, en Gerona, ha destronado al restaurante danés Noma, de René Redzepi, que había encabezado esta lista durante los últimos tres años y había relevado a su vez a ‘El Bulli’, de Ferrán Adrià.

Un reconocimiento de indudable prestigio, muy celebrado a nivel mundial y un galardón muy complicado de obtener, ya que el fallo lo deciden 800 críticos especializados de todo el mundo (desde periodistas y críticos a empresarios y cocineros) y la cocina es de las disciplinas más subjetivas. Cada miembro del jurado emite siete votos de los que al menos tres deben ser para locales de regiones fuera de su propia región, quedando terminantemente prohibido votarse a sí mismo.

El Celler de Can Roca es un restaurante familiar, administrado por los hermanos Joan, Jordi y Josep Roca, que se ocupan de las distintas áreas del local: cocina, repostería y la bodega y la sala, respectivamente.

Si tienen la oportunidad de ir, no se extrañen si no ven ninguna carta. No la hay. Ahórrense pedirla. Sólo hay dos menús a 135 y 165 euros, respectivamente. El más largo, innovador y actual es el Festival, que incluye nueve platos y dos postres. El menú Clásico, por su parte, incluye por ejemplo el cochinillo ibérico cocinado a baja temperatura o la gamba roja de Palamós en su bisque con velouté de placton, algas y agua de la propia gamba y cocinada a la brasa de leña de encina con las patas de la gamba y un bizcocho de plácton alrededor.

Solo de leerlo dan ganas de probarlo, pero no se hagan ilusiones, ya no es solo el dinero que deben pagar los comensales, sino la larga lista de espera que hay. La paciencia debe ser casi infinita, porque hasta antes ser premiado había que pedir mesa con seis meses de antelación para comer entre semana; mientras que un año para los fines de semana. A partir de ahora, suponemos que la lista de espera será aún mayor.

La cocina parece ser ajena a la crisis del mercado interior, ya que el balance de este ranking mundial es muy positivo para España. Se recupera el liderazgo mundial de la gastronomía, que hace unos años corría a cargo de Ferran Adrià, y, además, tres restaurantes se posicionan entre los diez primeros puestos: el citado El Celler; Mugaritz, del cocinero vasco Andoni Aduriz, en Rentería (Guipúzcoa) que ocupa la cuarta posición; y Arzak (de Juan Mari y Elena Arzak, en San Sebastián) que repite la octava posición del año 2012. Una buena noticia para alimentar la moral y, de paso, seducir al apetito.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio