El chef español del Buckingham Palace que reparte comida a 2.500 familias necesitadas de Londres

0

La «época del covid» ha sido uno de las etapas más duras que la civilización ha tenido que vivir en las últimas décadas. Muchas personas han perdido su trabajo. Nuestros hijos han sufrido las consecuencias de no poder ir al colegio e incluso, muchos de nosotros hemos visto como nuestros familiares se iban de este mundo. Para siempre. Así de brutal ha sido este virus con nosotros.

Sin embargo, nos hemos dado cuenta que dentro de todo panorama apocalíptico, siempre existen personas que estén dispuestas a aportar su granito de arena y esperanza a esta nueva realidad lúgubre. Este es el caso de José Luis García Basabe, cocinero de Isabel II en el Palacio de Buckingham. Junto a sus colaboradores Steven Armas, Juliana Isasi y Gabriel González, ha logrado que muchas familias de Londres hayan podido seguir alimentando a sus hijos durante esta pandemia.

La historia empieza en 2019 cuando José Luis, un español de Bilbao, crea el voluntariado Oca Community Kitchen. No obstante, no es hasta principios del 2020 que la actividad solidaria empieza a hacerse notar. “A raíz de la pandemia, yo empecé a notar mucha más gente sin trabajo. Mucha gente me empezó a decir que no tenían trabajo, que no tenían para comer”, explica el cocinero bilbaíno.

Fue entonces, cuando José Luis vio la posibilidad de empezar a distribuir alimentos a las personas que se le acercaban a él. “Empezamos primero con 30 familias, luego incrementó a 50 familias y ahora ayudamos a más de 2.500 familias”. El creador de Oca Community Kitchen nos revela que su principal intención es ayudar en todo lo posible a estas personas golpeadas por la crisis. Además, asegura que no solo ayudan a latinoamericano sino a británicos y a personas de otros países que necesitan ayuda.

De cocinero real del Buckingham Palace a repartidor de alimentos a personas necesitadas en Londres

Durante el día, José Luis trabaja como cocinero real en el Palacio de Buckingham, cocinando no solo para los miembros de la realeza sino también para capitanes o personajes de gran importancia. Mientras que en su tiempo libre, ya sea el fin de semana o por las noches, se encarga de planificar las futuras entregas de los alimentos.

Realizar un voluntariado como este no es tan fácil como parece. Gabriel González, quien se encarga de recoger los alimentos y de su distribución, nos cuenta su experiencia en este voluntariado. “Realizar esta labor es bastante complicada porque tienes que conocer Londres muy bien y además tienes que desplazarte varias veces durante el día para recoger la comida.”

Gabriel asegura que hay que muy rápido en esta labor y tienes que estar disponible siempre ya que los donantes de alimentos podrían entregársela a otras organizaciones. “Ayudar a la gente es un tema muy duro, pero ser voluntario es un tema aún más duro.” Oca Community Kitchen se caracteriza principalmente por entregar alimentos. Sin embargo, esto no es en lo único que intentan ayudar. “Nosotros intentamos funcionar como un tipo de network de ayudas. Cuando repartimos los alimentos, también solemos preguntar a la gente sobre su situación actual y las necesidades que tienen. Si alguien está desempleado le intentamos ayudar a conseguir un trabajo”, afirma Steven Armas, quien es encargado del área financiera del voluntariado. “Recuerdo que en uno de estos eventos de entregas de alimentos que José Luis realizó en Harrow, también ayudamos a las personas a pagar los recibos del agua, o de luz y gas”, continuó diciendo Steven.

El reparto de alimentos no siempre es una actividad tan grata para Oca Community Kitchen

Juliana Isasi, secretaria de este voluntariado, explica que muchas veces la gente se queja porque creen que se les está donando comida en mal estado. “Mucha gente cree que entregamos comida caducada, pero en realidad es la falta de conocimiento la que los hace pensar eso. Muchos no saben diferenciar entre BEST BEFORE y USED BY.”

José Luis que en ocasiones, la gente no valora lo que la organización hace por los más necesitados. “En diciembre realicé un evento de entrega de alimento en Burgess Park, el cual me costó 700 libras”. José Luis dijo que pagó ese dinero de su bolsillo ya que eran vísperas navideñas y quería que las familias tengan alimentos durante esos días.

Pero los voluntarios argumentan que estos pequeños inconvenientes no harán que tiren la toalla porque ellos saben que la mayoría de las personas sí los necesitan. “Cuando repartimos alimentos, yo estoy encargada de asegurar que las personas guarden el distanciamiento en las colas. Mientras estoy allí, escucho muchas historias sobre las necesidades que la gente tiene y realmente me doy cuenta que ellos nos necesitan”, zanja Juliana.

“Buscamos un local fijo para poder almacenar los alimentos y poder repartirla”

El problema principal que tienen los voluntarios del Oca Community Kitchen es la falta de un local para poder repartir los alimentos. En estos momentos de pandemia, conseguir un local es muy difícil, y cuando encuentran uno su precio es exorbitante.

Al no contar con una ayuda económica por parte del Gobierno Británico, estos voluntarios han intentado acudir a las iglesias para que desde allí Oca Community Kitchen pueda repartir los alimentos. Sin embargo, las iglesias han pedido un aporte económico por alquilarles el establecimiento.

De la misma forma han intentado obtener ayuda por parte de las organizaciones latinas en Londres pero no han tenido éxito. “Es muy triste saber que tantas organizaciones latinoamericanas que hay aquí en Londres no se ayuden entre ellos. Yo como latino me he dado cuenta de eso”, dijo Steven Armas. De todas formas, Oca Community Kitchen ya ha empezado los tramites para poder convertirse en un banco de alimento oficial y así poder intentar obtener algún tipo de financiamiento por parte del Gobierno.

En estos últimos días, José Luis y sus colaboradores ya han estado en contacto con otras organizaciones como Community Southwark, Lambeth o con la Universidad de South Bank las cuales al parecer sí están dispuestas a ayudarlos.

El voluntariado de Oca Community Kitchen espera volver a repartir alimentos en las próximas semanas. Para poder ser voluntario, donante de alimentos o si necesitas recibir esta ayuda, puedes contactarlos mediante las redes sociales de Facebook o Instagram. “Sabemos que no podemos ayudar en todo, pero cuando repartimos la comida esperamos que las familias dejen de preocuparse por comprar alimentos por un par de días”, terminó diciendo Gabriel González.

Sobre el autor

Graduado como periodista bilingüe en la universidad Roehampton, Reino Unido.

Deja tu comentario