El colegio español Cañada Blanch de Londres presenta la obra ‘Juan y Max en busca del éxito’

obra de teatro cañada blanch juan max
Los actores Francisco Larrea y Álvaro Muelas.

Dos actores, Francisco Larrea y Álvaro Muelas, y, especialmente, sus dotes interpretativas y complementarias, fueron suficientes para llenar el pasado viernes el escenario del colegio español Cañada Blanch de Londres con la obra Juan y Max en busca del éxito. Es la primera vez que se presenta una obra de teatro en el centro escolar, que atiende a 415 alumnos de tres a dieciocho años de edad. Juan y Max llegaban de Logroño (la Rioja) con un espectáculo participativo en el que involucraron al público infantil, y al adulto que se dejaba, con sus aciertos y sus torpezas, reales o simuladas. Los actores forman parte de Alpiste Producciones, una compañía creadora de eventos culturales con sede en Logroño que alimentan a propios y extraños.

La promotora cultural, Paola Feregrino, que residió durante unos años en Londres, gestiona la presentación de Juan y Max en busca del éxito en el centro cultural Rich Mix de Shoreditch, en el este de la ciudad. Aprovechando el último desplazamiento del dúo riojano a Londres para actuar en el Rich Mix, la pareja de actores ha hecho escala en el colegio Cañada Blanch en el que la comunicación lingüística no ha ido obstáculo para nadie. Paola comenta que “Juan y Max son muy bien acogidos en el Rich Mix de Shoreditch como ocio en español”. “El montaje es participativo y, además, conlleva un mensaje sobre qué es el éxito, si lo material o lo emocional; la amistad entre Juan y Max es lo importante”, añade.

El espectáculo cómico que entretuvo a mayores y pequeños abre un nuevo frente en las actividades del AMPA (Asociación de Madres y Padres del Alumnado) del colegio cuya presidenta, Alexia Aparicio, cuenta que “es la primera vez que se hace teatro en el colegio, puesto que ahora el AMPA está muy activa; hay un grupo involucrado en la moda sostenible que prepara un desfile, otra actividad que no se había hecho antes; y tenemos los clubes de lectura y de literatura, incluido uno en catalán, y las actividades tradicionales de Navidad y de fin de curso, y la colaboración con el centro que es el objetivo de la asociación”.

La AMPA está formada por 130 miembros. Uno de los inconvenientes con los que topan padres, madres y alumnos del colegio español, excluyendo los que viven en el barrio o con fácil conexión de transporte público, son “las distancias”. A tenor de Alexia, “muchos vivimos lejos y eso dificulta tener tiempo para reuniones o toma de decisiones porque siempre vamos corriendo”. Ella es un buen ejemplo de madre del Cañada Blanch; nacida en París, de madre española y padre francés, ha decidido darle a su hija una formación en español más allá de la comunicación cotidiana entre madre e hija.

El escenario teatral del Cañada Blanch resulta ser el altar de la capilla en el edificio que cuenta además con un bucólico claustro interior alrededor del cual se han modernizado las estancias para uso escolar. La capilla y el claustro son de los pocos elementos que indican que este edificio era un convento de las Carmelitas hasta entrada la década de 1980. Una década antes, en 1972, empezó el funcionamiento de una escuela española en Londres bajo el patrocinio de Vicente Cañada Blanch, nacido en 1900 en Burriana (Castellón) y fallecido en 1993. Vicent, como le llamaban en su pueblo, se instaló en Londres de joven importando (a Reino Unido) y exportando (de la Plana de Castellón) primero, naranjas; después frutas, vegetales y hortalizas. El negocio iba bien y él patrocinó la enseñanza y la formación de emigrados españoles en Gran Bretaña; primero con un local en Greenwich, sureste de Londres, a partir de 1972; y, en 1982 adquirió el obsoleto convento para colegio español. Hoy el centro depende del Gobierno español y sigue los programas de enseñanza pública o escuela estatal. En Inglaterra está calificado como escuela privada o independiente.

“No hay un alumno estereotipo, pero sí hay, por ejemplo, las familias que vienen para estar un tiempo aquí y continúan el sistema educativo español, o los que mandan uno o dos años a los hijos para reforzar el inglés con la inmersión en el medio; y también están los que residen aquí y quieren enfatizar el aprendizaje en español”, explica la presidenta del AMPA. El número de alumnos se mantiene constante, así como la cobertura de todas las plazas. El Brexit tuvo un ligero efecto con algunas familias que dejaron Reino Unido, pero esa ha sido la única oscilación en el alumnado en los últimos lustros.

Sigue el canal de El Ibérico en WhatsApp, donde encontrarás todas las noticias de Londres y el Reino Unido.

Mantente informado: Suscríbete a nuestra newsletter gratuita para recibir las últimas noticias, eventos, conciertos y promociones de Londres y el Reino Unido.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio