El Críquet, un deporte de masas desconocido por la comunidad española

Se trata de uno de los deportes con mayor cantidad de seguidores en el mundo. Un juego que mueve millones en apuestas, tanto legales como ilegales.
Mientras tomas una cerveza en el bar cercano a tu casa, alguien se acerca al camarero de turno para preguntarle amablemente que conecte la televisión porque están pasando un partido de criquet.

Críquet o Cricket en inglés, es un deporte con mucha historia en Inglaterra y que durante todo el año mueve una gran cantidad de seguidores alrededor del mundo. Se trata de un deporte muy parecido al béisbol en sus formas, pero completamente diferente en sus reglas. Es un juego donde dos equipos compuestos por 11 jugadores, intentan lograr la mayor cantidad de carreras posibles en el tiempo que dure el partido. Se juega en un campo de hierba, con forma elíptica y su extensión no es inferior a uno de fútbol. Dicho espacio se denomina pitch y puede llegar a congregar a unas 50.000 personas, dependiendo del lugar en el que se disputa el partido.

Los orígenes del Criquet se produjeron en Inglaterra, aunque se desconoce exactamente el año en el que se inventó como juego. Lo que si se conoce es que en 1550 ya se disputaba en algunas escuelas del norte de Inglaterra y que durante el siglo XVI su expansión por el resto del territorio fue rápida. En el siglo XVII ya era el deporte nacional y a medida que el Imperio Británico fue extendiendo sus dominios alrededor del mundo, mayor fue la expansión de este deporte. En 1975 se disputó la primera Copa del Mundo y hoy en día es un deporte que se practica en los 53 países que conforman la Mancomunidad Británica de Naciones.

Varias son las reglas de este particular juego. Son dos equipos los que juegan, con un total de 22 jugadores sobre el terreno de juego. Un equipo es el que defiende y la manera de hacerlo es proteger los palos que se encuentran detrás del bateador (wicket). Para ello, el jugador que protege está armado de un largo palo con el que puede golpear la pelota. Cuanto más lejos la envíe, más carreras podrá efectuar dentro del pich y si la pelota sale del campo sin botar en el terreno, logrará seis carreras extras, mientras que si lo hace con la pelota botando por el campo, sólo le darán 4.

El objetivo del equipo atacante es eliminar a todos los jugadores que defienden. Hay varias formas de hacerlo: la primera es tocar la pierna del jugador que defiende los wickets. Si esto ocurre, el jugador es automáticamente eliminado. Otra manera de lograrlo es si la pelota es cogida por uno de los jugadores que la lanzan. Es decir, el equipo que ataca tiene rodeado el campo con el resto de jugadores. Si uno de ellos logra agarrar la pelota antes de que bote en el terreno de juego, el jugador que defiende es automáticamente eliminado. Otra de las maneras es si los palos que se encuentran detrás del defensor son derribados por la pelota.

Son muchas las formas de poder eliminar a algún jugador, pero aunque parezca sencillo hacerlo, los partidos suelen tener una duración extremadamente larga. Esta viene determinada por las entradas de cada partido. Una entrada es el turno de ataque o de defensa de uno de los equipos, es decir, si todos los jugadores de un equipo son eliminados, se terminaría una de las entradas, que daría paso a la siguiente, el turno del equipo contrario para atacar o defender. Los partidos internacionales (Test Match) suelen tener cuatro entradas y duran entre 4 ó 5 días. Esto sólo ocurre con este tipo de encuentros. Los partidos de «primera clase» o ligas domésticas, como el County Championship, en Inglaterra, o el State Championship, en Nueva Zelanda, están divididas en sólo dos entradas, por lo que la duración no suele superar los 3 días de partido. Si transcurridos estos días no se han finalizado todas las entradas, el partido se da como empatado. Una de las peculiaridades de este deporte es que los encuentros siempre se detienen para el «Lunch», donde público y jugadores disfrutan de algún aperitivo y otro descanso para tomar el té, como buena costumbre británica. Los partidos se disputan durante el día y nunca con luz artificial y normalmente los jugadores van vestidos con uniforme blanco, mientras que la pelota es de color rojo.

En nuestro país, pese a ser un deporte minoritario, hay una Liga Oficial de Críquet. En España, el Duque de Wellington permitió jugar a sus soldados en nuestro territorio durante la Guerra de la Independencia (1808- 1814). En 1996 España entró a formar parte de la Federación Europea de Críquet.

Actualmente, el Críquet se encuentra bajo sospecha por corrupción. En un deporte donde se mueven enormes cantidades de dinero en apuestas en todo el mundo. Periodistas de The News of the World han descubierto una trama de sobornos a jugadores de Paquistán, para poder realizar apuestas. Las investigaciones continúan, pero según parece, varios jugadores de la Selección Nacional de este país están involucrados en dicha trama. Mediante sobornos, varios de los jugadores hicieron saber a diferentes casas de apuestas en qué momento del partido iban a cometer algún error. Ya hay varios detenidos y varios jugadores están siendo investigados.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio