Portada | Actualidad | El encanto del compromiso. Desde España a la India

El encanto del compromiso. Desde España a la India

¿Quién ha dicho que la pedida de mano es una tradición chapada a la antigua? Ésta se origina en la Edad Media y desde entonces se convirtió en una de las costumbres más populares del mundo hasta el día de hoy. Cierto es que en algunos países se celebra más que en otros, pero de lo que no hay duda es que el protagonista es el anillo de compromiso, no solamente para la mujer sino para el hombre en algunos países, como por ejemplo, Estados Unidos, Suecia, Noruega, Dinamarca, Finlandia, Alemania, así como la India.

En España solamente es la mujer la que recibe el anillo de compromiso. En algunas regiones de España el novio recibe tradicionalmente un reloj de compromiso en respuesta al anillo, aunque si recordamos la petición del Príncipe de Asturias y Doña Leticia, ella optó por regalar al Príncipe unos gemelos de oro blanco con zafiros y un libro.

Sea como sea, el anillo sigue siendo el protagonista del evento ya que éste es un símbolo de amor, compromiso y devoción. El círculo del anillo simboliza la unión eterna, puesto que no tiene ni principio ni final, de ahí que se le llame el anillo de la eternidad. Se lleva en el dedo anular, normalmente en la mano izquierda, ya que según la tradición contiene la vena amoris, por la antigua creencia de que era el único dedo cuya vena llegaba directamente al corazón.

La pedida de mano o fiesta de compromiso es todavía en muchas culturas un acto de negociación o protocolario que suele realizarse en casa de los padres de la novia. En ese día se intercambian regalos entre los novios, la novia suele recibir un ramo de flores de parte del novio y las 2 familias hablan de los detalles de la boda. En la fiesta de compromiso, a parte de los padres, suelen asistir hermanos y otros familiares, así como los amigos más cercanos.

Sin embargo, no en todas las culturas se celebra por igual. Si pensamos que en España es demasiado formal cabe ver cómo se celebra en las familias de origen hindú. Los pre-rituales de la boda dentro de la cultura hindú son muy elaborados y comienzan días, semanas o incluso meses antes de la boda. Las bodas hindúes son famosas por su grandeza y opulencia.

La llamada Sagan es la primera ceremonia de una boda que precede a una larga lista de rituales. Ésta se realiza generalmente en la casa del novio o en un salón de banquetes si el número de invitados es elevado. Por lo general los números oscilan entre 200 y 300 personas, número no tan eminente si tenemos en cuenta que en las bodas alcanzan los 500 invitados. Sagan es básicamente una ceremonia en la que los familiares de ambos lados se conocen los unos a los otros. A partir de entonces los familiares de la novia y amigos bendicen al novio y le ofrecen dulces y regalos.

A esta ceremonia le sigue el ritual de Chunni Sadan. Hoy en día tanto la ceremonia de Sagan y Chunni Chadan se celebran al mismo tiempo. Chunni Chadan es la situación cuando los padres del novio visitan la casa de los familiares de la novia. En esta ocasión la hermana del novio presenta un sari de color rojo (Chunni) a la novia como símbolo de aceptación de la novia en su familia. La suegra alimenta a la novia con arroz cocido y leche, frutos secos y dulces. La ceremonia llega a su fin con el intercambio de anillos entre los novios.

Siempre he sentido fascinación por otras culturas y la verdad, el hecho de ser española y de haber sido partícipe en una ceremonia de compromiso hindú no solamente me ha enriquecido muchísimo sino que también me ha hecho ver que, a pesar de las diferentes tradiciones que existen entre ambas, el encanto del compromiso es el mismo, bien sea al estilo español o al estilo hindú.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio