Portada | Cultura y Ocio | Deportes | El estadio de la Premier más grande de Londres

El estadio de la Premier más grande de Londres

El  Tottenham Hotspur FC lleva años tratando de mudarse de su sede actual, White Hart Lane. Una de las principales razones es el limitado aforo del estadio, de apenas 36.000 asientos, que impiden al conjunto del norte de Londres competir en igualdad de condiciones con otros grandes de la Premier. Proyectado para albergar 61.000  espectadores, el llamado  Northumberland Development Project ( a la espera de un bautizo oficial) se convertirá en el estadio de fútbol más grande de Londres, con permiso de Wembley Stadium que por su titularidad pública no es sede de partidos de la Barclays Premier League 

Un nuevo espacio polivalente

El nuevo proyecto no va a limitarse a ser la casa de los Spurs. En su diseño se han incorporado espacios modulares que permiten la utilización del estadio para otros eventos, deportivos o no, sin que se resienta el terreno de juego. La instalación de una plataforma retráctil permitiría combinar dos tipos distintos de superficie: por un lado, césped natural, la superficie de gala para los partidos que los Spurs jueguen como local en la Premier y en las competiciones europeas; por otro lado una tarima de césped artificial, que sería desplegada para  acoger conciertos, eventos sociales y otros eventos deportivos como la celebración de partidos de la NFL (la liga  estadounidense de Fútbol Americano)  con la que el Tottenham Hotspur FC ha acordado celebrar dos partidos anuales en el nuevo estadio.

Una inversión para el fútbol y para el barrio

El proyecto del nuevo estadio comenzó en 2007, cuando se iniciaron los trámites para la adquisición del terreno. La construcción tiene por objetivo revitalizar el barrio. Desde el club se asegura que, en total, entre el nuevo estadio y los edificios anexos la inversión en la economía local alcanzaría los 293 millones de libras (un aumento sustancial de los 120 millones que supone el actual estadio) y que la ocupación generada por la nueva sede del club aumentaría de los 1800 puestos de trabajo hasta los 3500 entre empleos directos e indirectos.

Con todo, la inversión del Tottenham en su nueva casa no se limitará a las instalaciones deportivas propias de un club de fútbol. Anexos al estadio, o vinculados al mismo, se construirán: un centro comercial, un hotel de 180 habitaciones, un nuevo centro de salud, escuelas de primaria, un centro de formación profesional y un complejo residencial formado por 579 viviendas con el equipamiento urbano pertinente. Como guinda, y para beneficio de la comunidad, se habilitará un espacio público del tamaño de Tralfalgar Square. Una excelente noticia, en palabras del presidente del club“Estos nuevos planes transformarán este área y también el acceso y las oportunidades que ofrecerán a nuestras comunidades se verán ampliadas.»

 Ande o no ande, grande

Uno de los puntos claves a la hora de desarrollar el nuevo estadio del club londinense es que,  a la hora de generar ingresos por venta de entradas, los rivales del Tottenham tienen importantes ventajas cuantitativas. Su rival del norte de Londres, el Arsenal FC, juega desde hace casi una década en el estadio Emirates, que tiene unas 60.000 localidades; también el Chelsea FC se encuentra por encima, pudiendo ofrecer 42.000 localidades. El único estadio que podría hacerle sombra al proyecto de los Spurs es el célebre Wembley Stadium de 90.000 localidades,  construido para albergar partidos de la FA Cup, partidos de Rugby y eventos atléticos así como olímpicos; sin embargo, no competirá con Northumberland Development Project para atraer a fans de la Premier ya que no alberga a ningún equipo de la competición.

El margen de crecimiento esperado al incrementar el número de localidades un 40% es inmenso. Existen dudas sobre si la afición del Tottenham será suficiente para llenar las nuevas instalaciones pero, con el «pack» que representa la construcción de la nueva infraestructura del club y el equipamiento urbano, se pretende ofrecer más oportunidades de ocio para locales y visitantes los 365 días del año. En el largo plazo, el nuevo estadio servirá como punto focal para el crecimiento del Tottenham a nivel deportivo, y para la regeneración física del barrio.

 

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio