Portada | Actualidad | Ciencia y Salud | El fantasma de la migraña

El fantasma de la migraña

Y es que a veces es así como aparece, como un ente que llega sigiloso, sin hacer apenas ruido y que cuando notas su presencia, ya es demasiado tarde para reaccionar.

¿Qué es la migraña?

Es un trastorno neurológico común que afecta a una gran parte de la población. Está ocasionada por la dilatación de los vasos sanguíneos de la cabeza que estimulan las terminaciones nerviosas que ocasionan el dolor. Cuando este aparece puede venir acompañado de vómitos, náuseas o sensibilidad a la luz y al sonido, tienen una duración de 4 a 72 horas y el dolor puede ser moderado o fuerte, unilateral, pulsátil o incluso puede que se agrave por el movimiento. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera a la migraña crónica como discapacitante, ya que un día con ella no permite realizar las actividades habituales de nuestra vida cotidiana, se considera crónica cuando los dolores de cabeza ocurren durante 15 o más días al mes.

Datos de interés

En España hay más de 3,5 millones de personas que sufren migraña, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), de los cuales casi un millón la padecen de manera crónica.

Las mujeres son más propensas a padecer esta dolencia que los hombres: un 15-20% de mujeres frente a un 5% de hombres.

Las estadísticas médicas indican que la mayoría de personas afectadas por migraña crónica tienen entre 20 y 50 años, por lo que estos dolores representan un obstáculo durante la vida laboral. A pesar de estas referencias, la migraña puede aparecer en todas las edades de la vida, se puede presentar desde la infancia (hay bebés recién nacidos con ataques que se consideran migraña) hasta en personas mayores incluso de 80 ó 90 años.

Factores que provocan la migraña 

Los episodios de dicha enfermedad pueden darse debido principalmente a las siguientes circunstancias:

Las hormonas

Cambios en los niveles hormonales durante el ciclo menstrual o de ovulación de las mujeres o con el uso de píldoras anticonceptivas, asimismo  ocurre en la etapa de la menopausia.

El sueño

Variaciones en los patrones del sueño, lo mejor para este caso es levantarse y acostarse a la misma hora, incluso los fines de semana,  seguir una rutina es lo mejor para el cerebro de las personas que sufren esta enfermedad.

El alcohol

Tomar alcohol, en especial vino tinto, cava o champán. No está muy claro el motivo por el que no deben consumirse este tipo de bebidas, ya que depende mucho del tipo de vino, de lo joven que sea, de su proceso de conservación y, como no, de la persona que lo consuma.

El ruido y la luz

Ruidos fuertes o luces brillantes, la migraña en ocasiones viene provocada por estímulos sensoriales como puede ser una música muy alta, pasar mucho tiempo frente a la pantalla del ordenador, etc. Cuando se comienza a tener los primeros síntomas, es mejor evitar la exposición a este tipo de elementos.

La comida

Pasar por alto comidas hace que los niveles de glucosa en sangre disminuyan y, por tanto, se produce una vasodilatación de las arterias cerebrales para compensar el descenso en el aporte de nutrientes al cerebro y esto es lo que  provoca el dolor inmediato de cabeza.

El tabaco

Fumar o la exposición al humo, según un estudio publicado en 2009 fumar más de 5 cigarrillos al día provoca este tipo de cefalea.

El estrés y la ansiedad

Estrés y ansiedad, en este caso la dolencia aparece cuando la situación de estrés ya ha pasado y nuestro cuerpo se relaja, es lo que se como “migraña de fin de semana” que aparece tras una dura semana de trabajo.

Hereditaria

El carácter hereditario asimismo tiene una gran influencia, así que si alguno de tus padres la padece es probable que más tarde o más temprano tú la sufras también.

Alimentos prohibidos si sufres migraña

Si padeces de migraña, ve borrando de la lista de la compra lo siguientes alimentos: conservas de pescado (atún, sardinas, anchoas), embutidos crudos curados (chorizo, salchichón, salami, fuet), quesos (parmesano, emmental, gouda, roquefort, camembert, manchego), carnes y pescados ahumados, bebidas alcohólicas (vino tinto, blanco, espumoso), plátano muy maduro, aguacate, chocolate, té, café, alimentos que contengan glutamato monosódico (sopas enlatadas, salsas, pizzas, canelones…etc.) La ingesta de estos alimentos repercutirá negativamente en tu salud.

Alimentos beneficiosos si padeces migraña

No está todo perdido en esta batalla, también hay alimentos que ayudan a paliar y prevenir el dolor. Diversas investigaciones realizadas por la Universidad de Bélgica han determinado que aquellos alimentos que contienen Vitamina B2 reducen significativamente la sensación de dolor, las sardinas, las lentejas, el salmón, la lubina y las setas, son algunos de dichos alimentos. También aquellos que contienen Vitamina B6 son beneficiosos, puesto que aumentan nuestro nivel de serotonina, la cual evita la aparición del dolor, la encontramos en el bacalao, el atún, la trucha, las patatas al horno con piel, el brócoli, los espárragos, los nabos, los cereales integrales, las semillas de girasol y el salvado, entre otros.  Por último los alimentos ricos en magnesio son recomendables ya que en situaciones de estrés se bloquea su producción y esto provoca el dolor de cabeza, ¿En qué alimentos lo podemos encontrar? En la levadura de cerveza, las pipas de girasol, las nueces, el arroz integral y las castañas secas, en las herboristerías se pueden encontrar asimismo cápsulas de magnesio que pueden ayudar a prevenir la migraña.

Los factores que provocan esta dolencia pueden ser muy subjetivos y a cada persona que la padece le puede afectar en mayor o menor medida varios de los puntos tratados anteriormente. Un aspecto muy recomendable es tener un diario de la migraña y apuntar en él el día en que se ha tenido el brote, qué hemos comido, qué intensidad ha tenido el dolor, cuanto nos ha durado, si hemos tomado algo de alcohol, si hemos tenido una discusión y todos los parámetros que consideremos importantes para de este modo ir poco a poco acotando y poder finalmente determinar qué es lo que nos provoca “nuestra” migraña.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio