El fenómeno ‘binge drinker’ de las británicas

Los expertos no saben a quién culpar, pero advierten que es necesario tomar medidas urgentemente. En la imagen, tres mujeres bebidas.Beber con el fin de emborracharse lo más rápido posible, lo que en Inglaterra se llama ‘binge drinking’, es una práctica que ha aumentado entre las chicas británicas hasta igualar al sector masculino. Muchas desconocen los problemas que esto les puede acarrear

No es nada nuevo, en el Reino Unido se bebe, y bastante. Lo que se desconocía es que son las mujeres las que se han dado a «empinar el codo». Tanto es así que ha alcanzado el mismo nivel que los del sexo opuesto. La práctica del binge drinking, expresión que no tiene una traducción concreta al castellano, consiste en la ingesta de alcohol en exceso y de manera compulsiva con el objetivo de emborracharse lo más rápido posible.

Para ser más específicos, se habla de un mínimo de seis bebidas de una sentada al menos una vez al mes. Los expertos no saben a quien culpar, pero advierten que es necesario tomar medidas urgentemente, ya que estos excesos de alcohol pueden afectar de manera grave, no sólo al hígado de los bebedores sino también a su corazón. Las mujeres además tienen la desventaja de ser más vulnerables por razones fisiológicas.

Las hipótesis del porqué de esta tendencia son varias, pero se baraja la idea de que estas chicas intenten imitar el comportamiento de las famosas celebreties, las cuales son vistas a menudo en este tipo de situaciones, ya sea saliendo borrachas de bares o actuando de manera inapropiada después de haber bebido.

El problema es que este tipo de actuaciones ya son consideradas aceptables, e incluso han llegado a tipificarse como algo con mucho glamour. También se cree que es producto del crecimiento de una generación que tiene, desde muy temprano, cierta independencia económica, y que cree que el concepto de que una buena fiesta es aquella en la que se bebe hasta el punto de no acordarse de nada a la mañana siguiente. Además estudios demuestran que el mercado de bebidas alcohólicas cada vez enfoca más sus campañas de marketing hacia el género femenino.

El problema es que este tipo de actuaciones son consideradas aceptables. Incluso han llegado a tipificarse como algo con mucho glamour

Las consecuencias de este consumo abusivo de alcohol también pueden afectar al entorno social, generando problemas de violencia

Volviendo al estudio que ha determinado esta tendencia entre las mujeres, hay que recalcar que las británicas no encabezan la lista, sino que se encuentran en segunda posición detrás de las holandesas. En concreto, un 8,4 % de éstas abusan del alcohol al modo binge drinking, mientras que en el Reino Unido son el 8,1%. En España, sin embargo, esta práctica sigue aún más extendida entre los varones.

El tema más preocupante es cuando entra en peligro la salud de estas chicas. El cuerpo de la mujer reacciona al alcohol de diferente manera que el del hombre. Las mujeres son generalmente más pequeñas y tienen un 10% de grasa más en el cuerpo, por tanto el alcohol tiene menos espacio en donde disolverse, y por eso viaja por el cuerpo de la mujer en mayor concentración. Además, el hígado de la mujer, que suele ser más pequeño, produce menos deshidrogenasa, la enzima que se encarga de metabolizar el alcohol. Esto no significa que las mujeres se emborrachen más rápido, sino que los efectos del alcohol duran por más tiempo.

No sólo los problemas de salud son preocupantes, las consecuencias de este consumo abusivo de alcohol también pueden afectar al entorno social, generando problemas de violencia, embarazos no deseados, crisis de pareja o problemas en el trabajo.

En relación a esta práctica de beber con el fin único de emborracharse cuanto antes cabe mencionar un método que se han puesto de moda este año en la costa Española y en las islas, se llaman los oxy shot y consisten en inhalar alcohol por medio de un tubo. El alcohol llega más rápido a la sangre ya que es absorbido por los pulmones y es a lo que muchos jóvenes que buscan una borrachera rápida han recurrido este verano. Después de la muerte de un par de jóvenes hace unas semanas, los oxy shots han sido prohibida y así se demuestra que , por desgracia, el problema del binge drinking no solo afecta a las mujeres británicas sino que está también presente entre los jóvenes Españoles.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio