El filme español ‘Mapa’ llega al Festival de Cine Indio de Londres

«¿Sabes esa sensación cuando estás sin trabajo, sin pareja, sin rumbo… y de repente lo ves muy claro y entiendes que tienes que cambiar tu vida y marcharte lejos?». Con esta penetrante reflexión el director cántabro, Elías León Siminiani, invita a sumergirse en Mapa, una película-diario que entremezcla realidad y ficción para contar la historia de un director que, después de perder su trabajo en televisión, rompe con todo y emprende un viaje a la India para recobrar su camino en el mundo del cine. La aventura, que se transforma en un viaje de ida y vuelta y en la que interviene el amor en términos existenciales, ha llamado la atención de los cineastas indios, que han elegido el largometraje para abrir boca en el Festival de Cine Indio de Londres, celebrado entre el 18 y el 25 de julio en la capital británica.

«El hecho de que hayan seleccionado mi película para este festival ha sido un gran regalo y me hace ilusión doblemente, pues va a ser su primer pase en Reino Unido y, a su vez, tengo mucho interés en la recepción que pueda tener ante un público conocedor de la realidad india», afirma un entusiasmado Siminiani. El director, tras obtener un notable reconocimiento gracias a sus cortos, se ha lanzado a hacer su primer largometraje tras un proceso creativo duradero e incentivado por la demanda de un público que, para él, ha dado vida a la película por sí mismo. «Había intentado dirigir una película hace cinco años, pero solo gracias a la relación de profunda confianza que comenzó entonces con María Zamora, productora de Avalon, que apostó muy fuerte por ello, arrancó el proceso para sacar adelante este proyecto», confiesa el cineasta.

La película, tal y como reconoce León Siminiani, es esencialmente autobiográfica. «Todo es real, nada es inventado», afirma el director, quien ha recurrido a unas técnicas narrativas que recuerdan al cine de ficción para ordenar las escenas que dan vida a la historia. Según él, Mapa es un documental, «al igual que en su día el nuevo periodismo utilizó técnicas de ficción literaria para contar la realidad». El cineasta se desnuda ahora para mostrar los hechos que, durante cinco años, cambiaron su vida. «Hubo un momento en el proceso el que me olvidé de que el protagonista de esta historia era yo», reconoce León Siminiani, quien logró distanciarse de la trama para dar luz sobre un relato de superación de su propio desamor.

La crisis económica, que tanto daño está causando al séptimo arte, está favoreciendo unas circunstancias que, según León Siminiani, acompañadas de la posibilidad de producir imágenes de manera inmediata dan lugar a expresiones del cine como la de Mapa, que algunos ya caracterizan como «nuevo realismo». Sin embargo, al director no le gusta etiquetarlo como un movimiento creativo, y además cree que hay una diversidad tal en la creación cinematográfica española que resulta difícil hablar de una tendencia que impere sobre las demás. Si hay algo que la crisis sí que ha aportado al proceso creativo de Mapa es que el desencanto social fue el primer diálogo entre realidad personal y general que León Siminiani se planteó para su obra. Según él, aunque la historia se decante por el desamor de su protagonista, deja que en ella se filtren los aspectos más crudos socialmente hablando.

Mapa es un trabajo que ha llegado a definirse como película-canción. En este sentido, León Siminiani reconoce que durante su producción hubo momentos de incertidumbre y de profunda zozobra. «En los malos momentos la música me ha ayudado a seguir, y por ello quise que la propia película se empapase de esa energía», afirma el cineasta. Para él, India le sirvió como lugar «de sacudida», un destino que provocase impacto a través de una nueva realidad. Con el paso del tiempo, este país fue colándose en la historia «de formas muy distintas» a como el director había imaginado en un principio.

La película es un diario, una canción, un camino de ida y vuelta necesario para darse cuenta de que no siempre cambiando de lugar dejamos de beber el mismo agua. Según el director cántabro, cada uno debe buscar sus propias respuestas cuando se encuentra perdido. «Yo me propuse hallar mi destino mediante el cine, haciendo una película», cuenta León Siminiani. Por el momento, gracias a la productora Avalon y a la plataforma de cine Sin Fin Cinema -que se encarga de atraer los nuevos trabajos de artistas independientes a la capital británica- la primera película de este director ha sido recibida y aclamada por el público británico. Lo ha hecho después de que, durante el pasado año, haya cosechado éxitos tras ser reconocida como el mejor documental europeo en el Festival de Cine Europeo de Sevilla y la mejor ópera prima en el festival REC de Tarragona.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio