El G 8 reclama una solución política para el conflicto de Siria

En la cumbre de Belfast, que finalizó ayer, se hizo un llamamieno a un Gobierno de transición con consenso, aunque no se pidió la salida del presidente Al Assad.

Los representantes de los países más poderosos del mundo, que participaron hasta ayer en la cumbre del G-8 en Belfast, han tratado de mediar en el conflicto sirio que lleva produciéndose más de dos años- haciendo un llamamiento a una “solución política” que pase por la formación de un Gobierno de transición con plenos poderes ejecutivos constituido en un “consenso mutuo”.

Fueron varias las posturas de los distintos países participantes en la reunión y, en definitiva, no se pidió la salida del actual presidente de Siria, Bashar al Assad. Sin embargo sí se mostró interés en celebrar cuanto antes la conferencia de paz de Ginebra, a la que están convocados tanto el presidente del régimen sirio como los representantes de la oposición.  

La tragedia de Siria deja ya 93.000 muertos, una cifra que, para los gobernantes del G-8, pone de manifiesto la necesidad de llegar a un acuerdo que permita contribuciones excepcionales. Por el momento, en la cumbre de Irlanda del Norte se ha pactado la entrega de nada menos que 1.100 millones de euros para atender a las necesidades de la O.N.U.  

Respecto al uso de armas químicas en el conflicto sirio, el G-8 se ha limitado a condenar su posible uso sin señalar a ningún responsable en particular. También ha instado a que se lleve a cabo una investigación objetiva que permita esclarecer los detalles del uso de este tipo de armas si realmente se ha llevado a cabo.  

Lucha contra la evasión fiscal  

Por otra parte, la reunión del G-8 ha concluido con el compromiso en la lucha contra la evasión fiscal, que según los altos mandatarios se ha convertido en una seria amenaza para la economía mundial y la transparencia a nivel internacional. En este sentido, la directora del Fondo Monetario Internacional ha celebrado el compromiso en la lucha de esta lacra y ha recalcado que “en un momento en el que los gobiernos necesitan más que nunca medidas adicionales de ingresos, combatir la evasión fiscal está a la cabeza de estas medidas recaudadoras”.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio