El Gobierno británico llevará a cabo los mayores recortes presupuestarios desde la Segunda Guerra Mundial

David Cameron, primer ministro británico.Aún se desconoce cómo y cuándo se realizarán, pero el ‘tijeretazo’ alcanza los 81 billones de libras
Un total de 81 billones de libras. Éste es el importe que el gobierno británico prevé recortar de los presupuestos públicos durante los próximos cuatro años de mandato. Se calcula que, como consecuencia de estos recortes, cerca de medio millón de personas perderán su trabajo en el sector público. Además, se ha anunciado también que se subirán los impuestos y la edad para recibir la pensión de jubilación. Esta decisión, que ya se había dejado entrever desde que David Cameron (el lado conservador) tomara cargo de la presidencia el pasado mes de mayo, llega como consecuencia de la delicada situación económica del país.

 

«El Reino Unido ha dado un paso atrás para no caer en el precipicio, afrontamos las facturas de toda una década de deudas», explicó el ministro George Osborne, quien reconoció que «será un camino duro, pero nos llevará a un futuro mejor. Son los recortes más justos para sanear nuestras finanzas públicas y estabilizar la economía». Detalles Estos datos significan un recorte medio del 19 por ciento del presupuesto de cada departamento de gobierno. Entre los más afectados, la Foreign Office (Departamento de Exterior) que tendrá que recortar un 24 por ciento o la Cabinet Office (Oficina de Presidencia), un 35 por ciento. El sector universitario también se verá gravemente perjudicado y el Gobierno plantea subir las tasas de matriculación entre 4.000 y 7.000 libras, dependiendo de la universidad. El laborista y canciller del Exchequer en la sombra Alan Johnson calificó los datos de «juego temerario con la vida los ciudadanos» lo que «pone en riesgo la frágil recuperación económica que hemos venido experimentando».

El Ministerio de Defensa también sufrirá severos recortes y de ellos saldrán salpicados más de 42.000 oficiales y personal civil, los cuales perderán su trabajo durante los próximos cuatro años, así como el equipamiento militar de alta tecnología en aviación, náutica y terrestre. La BBC tampoco se escapó del tijeretazo del Gobierno, aunque en su caso no fue en un recorte puro y duro del presupuesto. El importe de la licencia de televisión que se paga en el Reino Unido se congelará durante los próximos seis años. Además, la televisión pública inglesa se tendrá que hacer cargo de los Servicios Mundiales de la BBC, hasta ahora financiados por la Foreign Office, y del canal de televisión S4C, que emite en galés. Estas decisiones esconden una reducción del 16 por ciento en los gastos que la corporación pública tendrá que hacer en los próximos años.

Una vez anunciadas las medidas para combatir la deuda que acumula el Gobierno británico hace falta ver cómo y cuándo se empiezan a aplicar dichas medidas. De momento, sólo se han anunciado los recortes que se planean llevar a cabo, pero nadie ha hablado de cómo se hará. Sin ir más lejos, Nick Clegg, vicepresidente del Gobierno, pidió a las autoridades locales «no tomen ninguna decisión aún» respeto a los recortes presupuestarios. Algunas asociaciones, así como colectivos de ámbito nacional, entre ellos los sindicatos, ya han mostrado su incertidumbre y oposición a dichos recortes, que dicen «perjudicaran gravemente a los sectores más pobres de la población».

Cifras y cambios

  • 81 billones de libras de recortes en gasto público en los próximos cuatro años. 
  • 7 billones de libras extra en recortes sociales, especialmente en ayudas a la vivienda y la incapacidad.
  • Se incrementará en 3,5 billones de libras las contribuciones de trabajadores públicos.
  • Se sube la edad para recibir la pensión de jubilación (66 años) · Impuesto permanente para los bancos.
  • Las tarifas de tren aumentarán un 3 por ciento por encima de la inflación anual hasta 2012.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio