Portada | Cultura y Ocio | El hombre del invierno que viene, según la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid

El hombre del invierno que viene, según la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid

Los estampados fluorescentes de María Escoté.

Parece que ya ha remitido el temporal de pasarelas internacionales en las que los gurús de la moda dirigen las tendencias del resto de los mortales. Un calendario que inició London’s Men Fashion Week y que ha terminado, de momento, con Milán y Madrid.

Pero si bien en las catwalk el hombre asume un protagonismo relativo, el diseño español parece haber dejado de lado a un codiciado usuario, que desangelado mira las ofertas foráneas para asentar su estilo.

David Delfín reinterpreta el look sport bajo la blancura inmaculada de la nieve.

Por ello, hemos decidido analizar las propuestas masculinas que los diseñadores de Mercedes-Benz Fashion Week Madrid (MBMFW) -la antigua Pasarela Cibeles- han osado presentar en pasarela definiendo cuál será la moda española «el hombre del invierno que viene».

El sincretismo estilizado de Amaya Arzuaga descubre al hombre.

Si hay que hablar de una clave transversal, esa es la apuesta del total look cromático abanderada por Roberto Verino y David Delfín: negro y blanco, como una aparente antítesis en la formulación del estilo, pero también en materiales y tejidos. Delfín reinterpreta los básicos sport del hombre (pantalón, bómber y sudadera) en comunión contradictoria con la blancura inmaculada -¿metáfora de la nieve invernal?-. La elegancia de Verino incorpora la piel a los cuellos e interiores de los abrigos, dotando de intensidad sofisticada al invierno. El abrigo es el reino de Etxeberria: maestro en el tratamiento artesanal de la lana, cuero y piel, en formas oversize y desestructuradas que reinventan la prenda y su función.

Celebrada ha sido la incorporación al territorio del hombre de Amaya Arzuaga y su exquisito sincretismo a la hora de plantear las siluetas estilizadas del hombre mediante pantalones pitillo, capas y levitas. Las estructuras de Ana Locking aportan geometría, misterio y radicalidad urbana al hombre, descantado sus trench como un must para el próximo invierno. El estampado hipnótico es la base del riesgo de María Escoté, que reformula el look deportivo con cazadoras y zapatillas de colores brillantes. El look más desenfadado lo aporta Jesús Lorenzo, con sus combinaciones de prendas y superposición de estilos, que compite en originalidad con el mítico Francis Montesinos, que rescata en su colección la esencia de los ochenta y supone el retorno de la falda para el hombre en un arrebato de rebeldía democratizada.

Estas son las contribuciones más destacadas que hemos visto en nuestra emblemática «Pasarela Cibeles» de diseñadores que tienen al hombre en el centro de sus experimentaciones de estilo, confirmando que la proyección del diseño español también debe hacerse en clave masculina.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio