El Ibérico entrena con el equipo de fútbol de la embajada española

La liga comienza en septiembre y España se presenta como favorita
La semana pasada tuve el placer de poder formar parte del entrenamiento que el equipo de fútbol de la embajada española realizó en preparación para la próxima liga DFA- IFLEAGUE, que comenzará en septiembre y que tiene a nuestro combinado nacional como uno de los equipos favoritos para lograr el título.

 

El lugar del entrenamiento fue el Regents Park y lo primero que me sorprendió fue la cantidad de equipos que se entrenan para competir en diferentes ligas en Londres. Equipos de fútbol, criquet o simplemente personas pasando la tarde, se dan cita todas las días para poder relajarse mientras practican algún deporte, después de un duro día de trabajo.

El día amenazaba lluvia y, pese a mis temores de que el entrenamiento no tuviese lugar, allí me encontré con un grupo de jugadores españoles y foráneos dispuestos a realizar el entrenamiento pese a que las condiciones climatológicas no fuesen las más idóneas para jugar .

«Durante el verano hacemos dos entrenamientos a la semana, mientras que en invierno, por la falta de luz, sólo realizamos uno», comenta Francisco Gutiérrez, de la Oficina Española de Turismo en Londres. Francisco lleva casi toda su vida viviendo en Londres y fue uno de los afortunados que pudo disfrutar de la victoria de España en el Mundial de Sudáfrica. Él es la persona encargada de presentarme al entrenador, David Belver, quien inmediatamente me introdujo con el resto del equipo para comenzar el entrenamiento.

La mayoría de las personas que componen la plantilla son españolas, de todos los rincones de la península y que han venido aquí, bien para vivir o bien por un corto periodo de tiempo. Pero también en el equipo hay personas de otras nacionalidades. Un neozelandés forma parte del equipo. Su mujer es española y habla un perfecto castellano, pese a que su acento le delata. «Vengo aquí para divertirme y jugar un poco al fútbol», afirma mientras nos dirigimos a realizar nuestros primeros ejercicios de control con el pecho y el pie. A los pocos segundos, uno se da cuenta de porqué el equipo de España terminó en tercera posición el año pasado. Se nota la calidad en la precisión de los pases y en los ejercicios que se realizan a las órdenes de David Belver. Hay un par de jugadas en las que se nota que este año el equipo quiere hacer algo importante. ¡Hay ganas!, se oye mientras dos jugadores pelean por lograr el control de la pelota. La lluvia entra en escena, pero el equipo sigue entrenando como si nada ocurriese.

La DFA- IFLEAGUE es un torneo que se celebra desde hace 15 años. Es un campeonato en forma de Liga y de Copa, que se disputa entre las diferentes embajadas en Londres. En un principio, el campeonato estaba compuesto de manera que sólo pudiesen jugar gente de las diferentes embajadas, pero a medida que el torneo fue creciendo, esto cambió y actualmente, todas las personas están invitadas a jugar si hay vacantes disponibles. El año pasado, la Liga estuvo compuesta por ocho diferentes equipos: Lusitania Brazil, Ecuador, Francia, Irlanda, Japón, Panamá, Polonia y España. Los partidos se disputan todos los sábados por la mañana en el parque de Wandsworth Common. El primer torneo tuvo lugar en 1995 y la campeona fue Francia. La última temporada la ganó el equipo de Lusitania Brazil, un combinado entre jugadores portugueses y brasileños. España el año pasado terminó en tercera posición, por detrás de Polonia. Durante los 15 años que se lleva disputando el torneo, el equipo con más títulos acumulados es Francia con seis campeonatos, seguido de Jamaica. Con respecto a la Copa, España ha perdido las dos últimas finales frente a Irlanda por 4-2 y frente a Polonia hace dos años por un ajustado 2-1.

Es difícil construir un equipo porque todos los años hay gente que se marcha, afirma Francisco Gutiérrez, quien lleva jugando con el equipo desde que España empezó a formar parte del torneo hace ya 10 años.

El entrenamiento finaliza con un mini «partidillo» en el que la igualdad entre ambos equipos es la nota dominante. Sólo el cansancio permite al contrario anotar el tanto que les da la victoria. David Belver nos invita a formar parte del próximo entrenamiento, donde más jugadores volverán de vacaciones. Pese a las bajas acumuladas a lo largo de los años, en este equipo nadie tiene el puesto asegurado.

Tras el entrenamiento y una vez recobrado el aliento después dos horas de intenso trabajo físico, un servidor considera que el equipo español tiene grandes oportunidades de poder emular a nuestros campeones del mundo y lograr la victoria en este temporada, aunque para ello aún deben iniciar el campeonato.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio