El menú de su Majestad la Reina Isabel II

¿Tienes curiosidad por saber lo que come la Reina Isabel II? El periódico británico The Telegraph ha tenido acceso al menú diario con el que los chefs de palacio degustan a su majestad.

La Reina de Inglaterra tiene devoción por el chocolate

Dos veces por semana, el jefe de cocina de la Casa Real, Mark Flanagan, ofrece a la Reina Isabell II una sugerencia del menú de la próxima semana. Ella puede aprobarlo, desaprobarlo o modificarlo según sus gustos y preferencias.

Un ex trabajador de palacio, Darren McGrady, aseguró que la Reina de Inglaterra no se preocupaba demasiado por el menú, ya que «no es muy gastrónoma». También aseguró que ella «come para vivir», no como su marido, al que le encanta comer y hablar de comida a todas horas del día.

Te contamos el menú habitual que tiene la reina en un día normal:

El día comienza con su té y galletas diarias. Su té preferido es el Earl Grey, se lo sirven en una taza china de hueso y acompañado por unas pocas galletas. A continuación, se traslada al salón a desayunar, normalmente come cereales y frutas. Su marca favorita de cereales es Special K. De vez en cuando la reina Isabel II desayuna tostadas con mermelada y en ocasiones especiales huevos revueltos con salmón ahumado y trufa.

Sobre las 11 de la mañana, la reina disfruta de una bebida a base de ginebra y vino dulce junto con una rodaja de limón y dos hielos.

El almuerzo es algo simple: come pescado con verduras. Según el ex jefe de cocina, le gusta comer alimentos al vapor o a la plancha a esta hora. Espinacas, calabacines, pollo a la plancha con ensalada, etc. Solo tiene una regla: no comer nada con almidón: patatas, arroz o pasta están prohibidas.

A la hora de la merienda toma el típico té de la tarde con una degustación de sándwiches de pepino, salmón, huevo y mayonesa o jamón y mostaza. Las cortezas del pan se retiran para ahorrar calorías. Además, se sirven con las ricas galletas de té, bollos y pasteles de McVitie. Sus favoritos son miel y crema y el bizcocho de chocolate que se servió en la boda de Will y Kate, según McGrady.

Para la cena, filetes de carne, faisán o salmón. Se suele servir con salsa de champiñones y whisky. Los domingos le gusta disfrutar del típico asado inglés, pero bien hecho. El postre incluye fresas o melocotones del Castillo de Windsor. Suele terminar su cena con una onza de chocolate, su gran pasión. También tiene devoción por la mousse de chocolate y el pastel de chocolate al estilo tradicional.

Por último, la reina siempre termina su día con una copa de champán.

 

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio