El número de adultos que esperan atención social en Inglaterra supera los 500.000

asistencia social
adamtepl. - Pixabay.

El número de adultos que esperan asistencia social en Inglaterra ha aumentado hasta superar los 500.000, según las estimaciones de los responsables de Servicios Sociales. El Gobierno dijo que la reforma en la Atención Social es una prioridad, pero la Asociación de Directores de Servicios Sociales de Adultos (Adass) culpa a la creciente escasez de cuidadores, agravada por los bajos salarios y la crisis en el coste de vida. El número de personas que necesitan cuidados es cada vez mayor, y las necesidades son más complejas. Según Adass, una investigación realizada el año pasado situaba la cifra en unas 294.000 personas. “Vivimos un impacto devastador en la vida de las personas”, afirmó Sarah McClinton, presidenta de Adass.

“No podemos ayudar”

En Cleveland, a la cuidadora Karen Taggart le encanta “ser capaz de cambiar el día de alguien y proporcionarle ese poco de independencia al que quiere aferrarse”. Afirma que la escasa remuneración desanima a muchas personas contratadas.

La jefa de Karen, Michelle Jackson, directora de Caremark Redcar and Cleveland, contrata a unos 280 cuidadores que atienden a 570 personas. “La demanda es muy, muy alta”, afirma Michelle. La directora de Caremark Redcar and Cleveland dice también que reciben constantemente correos electrónicos del ayuntamiento solicitando ayuda de la empresa.

BBC News asegura que antes las empresas de cuidados a domicilio podían aceptar todo ese trabajo, pero ahora es imposible. El problema son los bajos salarios ya que Caremark no puede subir los sueldos y a su vez mantener el negocio, porque no reciben suficiente dinero del Ayuntamiento. “Los presupuestos de los ayuntamientos son bajos por lo que reciben del Gobierno central”, afirma también Michelle Jackson.

Una necesidad insatisfecha

Una encuesta realizada por Adass se dirigió a los directores de los Servicios Sociales de los 152 ayuntamientos de Inglaterra, y solo 94 respondieron. Los investigadores sacaron la conclusión de que en total, 506.131 personas estaban esperando una evaluación de la atención social. En esta encuesta también se reflejaba que en los primeros tres meses del año, no pudieron prestarse 170.000 horas semanales de atención domiciliaria.

«Los limpiadores ganan más»

Tania Tillyer, de Northamptonshire, conoce muy bien esta presión que sufren las familias que necesitan ayuda domiciliaria. Su hijo Lee es tetrapléjico y tiene necesidades especiales, por lo que necesita ayuda 24 horas al día. Uno de los cuidadores diurnos que el Servicio Nacional de Salud (NHS) le facilitó a Lee, consiguió un trabajo mejor pagado hace cinco meses y desde entonces la familia no ha podido encontrar un sustituto. “La mayor parte del cuidado se la proporcionamos su padre y yo”, comenta Tania. Además, Tania afirma que “los limpiadores y los trabajadores de tiendas reciben mucho más dinero por hora, cuando en realidad el cuidado de adultos dependientes requiere mucha más sensibilidad”. “Si no se paga un salario adecuado, la gente no va a querer solicitarlo”, sostiene la madre de Lee, Tania.

En un comunicado, el Ministerio de Sanidad y Asistencia Social dijo que la reforma de la asistencia social a adultos era una prioridad para el Gobierno, que estaban tratando de invertir 5.400 millones de libras en tres años a partir de abril financiados por la tasa de asistencia sanitaria y social.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio