El PP andaluz rechaza que Gibraltar tenga su propia guardia costera

Unos dicen que se trata de una estrategia de seguridad, mientras los otros ven intenciones más allá de la protección

La colonia inglesa asentada en la Península Ibérica no tendrá las cosas tan fáciles para crear su propia guardia costera. Era una de las intenciones del principal ministro de Gibraltar, Peter Caruana. El propósito del político inglés se conoció cuando afirmó que parte de los presupuestos del peñón se destinarían a un cuerpo de seguridad que velaría por la protección de las fronteras terrestres y marinas de la gran roca.

Estas declaraciones han sido rápidamente rechazadas por el popular José Ignacio Landaluce, que defiende su negatividad a la propuesta de sus vecinos ingleses aludiendo que se trataría de un intento para trazar las fronteras de este territorio perteneciente a la Corona Británica. El político español ha reclamado al Gobierno de Rodríguez Zapatero que tome cartas en el asunto y no pase por alto estas intenciones del Gobierno del peñón, que podrían tensar aún más las relaciones entre la colonia y España.

El cuerpo de seguridad que tiene en mente Caruana se encargaría de patrullar las aguas territoriales de la colonia, vigilar la frontera terrestre o controlar el flujo de inmigrantes que transitan por este territorio. Por el momento, y a falta de la guardia costera, los famosos simios de la gran roca continuarán vigilando de forma pasiva todo aquello que suceda en este pequeño pedacito del Reino Unido que se encuentra en la Península.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio