El problema de sólo hablar inglés

Aunque el inglés es hasta ahora el idioma más internacional, el hecho de que en el Reino Unido no se dominen otros idiomas puede costarle al país 80.000 millones de dólares al año, o lo que es lo mismo, 3,5% del PIB. Así lo señala un estudio realizado por el profesor James Foreman-Peck, de la Escuela de Negocios de Cardiff para el Departamento de Negocios, Innovación y Habilidades del gobierno británico, citado por el periódico británico The Observer.

Sólo el 9% de los jóvenes ingleses de 15 años supera la competencia básica en un segundo idioma, comparado con el 42% de otros 14 países; y esto preocupa al país. De hecho, las escuelas primarias han empezado a impartir de forma obligatoria la enseñanza de idiomas extranjeros por primera vez este curso.

También se ha creado un grupo parlamentario, el All-Party Parliamentary Group on Modern Languages (APPG), que pretende presionar para que se extienda la enseñanza de otros idiomas en escuelas y trabajos. Han lanzado un manifiesto en el que alegan que hablar sólo inglés es tan malo como no hablar inglés. Desde que lo publicaron el pasado 14 Julio, ya han recibido el apoyo de más de 50 empresas líder, organizaciones y universidades, incluyendo el HSBC o el British Council, y más de 70 líderes y académicos.

Las empresas también se quejan porque les es difícil encontrar empleados competentes en otros idiomas, y esto es un problema para hacer negocios en el extranjero. Y aunque todos los españoles sientan ahora la necesidad de aprender inglés, lo cierto es que los ingleses también necesitan el español, ya que es uno de los idiomas más valorados por los empleadores británicos, de acuerdo a una encuesta divulgada en junio por la Confederación de la Industria Británica (CBI) y la compañía editorial y de servicios educativos británica Pearson.

El British Council también ha insistido en la importancia del español como lengua extranjera y, de hecho, hace tan sólo unos días que dábamos a conocer que el número de estudiantes de español en Reino Unido ha crecido un 28% desde 2012. Con estos datos, no sería de extrañar que, a partir de ahora, los británicos considerasen más seriamente la idea de aprender español.

 

 

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio