Portada | Actualidad | Economía | El Reino Unido, octavo mejor país del mundo para hacer negocios

El Reino Unido, octavo mejor país del mundo para hacer negocios

En el último año, el Reino Unido ha desarrollado un marco regulatorio más favorable para las empresas, de acuerdo al estudio Doing Business, desarrollado por el Banco Mundial. El país anglosajón ha obtenido un total de 80.96 puntos sobre 100, ascendiendo un puesto en la clasificación y pasando a ocupar la octava posición, encuadrado entre Estados Unidos y Finlandia.

El proyecto Doing Business mide once grupos de indicadores macro y microeconómicos de 189 países. La información es facilitada por diferentes asociaciones empresariales, escuelas de negocios, universidades y economistas, así como los propios gobiernos. A través de distintos datos cuantitativos se busca crear una clasificación objetiva de la facilidad que las empresas tienen para operar en los distintos países.

En el caso del Reino Unido, se ha producido una notable mejora en la facilidad para crear una sociedad, así como en el comercio transfronterizo y el cumplimiento de contratos. Pese a que continua siendo uno de los países donde obtener financiación es más fácil, hay un leve empeoramiento en dicho apartado. El aspecto en el cual el Reino Unido obtiene la peor puntuación es en suministro eléctrico, ya que el encarecimiento de dicho servicio dificulta la actividad de las pequeñas empresas.

No obstante, el informe indica la muy positiva evolución del Reino Unido a lo largo de la última década, y que gracias a ciertas medidas como la simplificación y reducción de trámites burocráticos, la informatización de muchos procesos administrativos, así como la creación y desarrollo de numerosos programas de incentivos para la expansión de star ups, ha logrado doblar el número de compañías registradas. En el último año, se destacan como medidas especialmente efectivas la reducción del Impuesto sobre Sociedades así como la reforma en la Ley de Comercio Electrónico.

El informe incide en una tendencia positiva en la creación de ambientes regulatorios más propicios para el desarrollo de actividades empresariales, ya que un 85% de los países llevaron a cabo reformas que fortalecieron las instituciones legales o redujeron la complejidad o el coste del cumplimiento de las regulaciones empresariales, destacando las regiones de Asia Central y Europa del Este. No obstante, África Subsahariana cuenta con 5 de las 10 economías que más progresaron, y Tayikistán obtiene el primer puesto como economía que más ha mejorado respecto al año pasado.

Por noveno año consecutivo, Singapur encabeza la clasificación como el país que ofrece las mayores facilidades para las empresas, seguidas de Nueva Zelanda y Hong Kong. El primer país europeo en la clasificación es Dinamarca, en cuarta posición. Francia y España ocupan las posiciones 31 y 33, respectivamente, obteniendo ambos países una puntuación mediocre en apartados como manejo de permisos de construcción o registro de la propiedad, que se ve compensada por una calificación notable en apartados como cumplimiento de contratos o procedimiento de resolución de insolvencia. Rusia, China y Brasil ocupan posiciones discretas, quedando encuadradas en los puestos 62, 90 y 120, respectivamente. Entre los puestos de cola figura Venezuela, en la posición 183, siendo el penúltimo país del mundo en cuanto a la gestión en el pago de impuestos.

Redacción: Toni Capilla

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio