El retraso del fin del bloqueo costará 3.000 millones a la hostelería británica

0

Se calcula que el retraso del fin del bloqueo tendrá graves consecuencias en la economía. El llamado Día de la Libertad costará al sector de la hostelería 3.000 millones de libras en pérdidas de ventas y pondrá en peligro 300.000 puestos de trabajo, según UK Hospitality.

Así, los líderes empresariales han pedido al Tesoro que amplíe las medidas de apoyo financiero, calificando los planes de retrasar el levantamiento de las restricciones como un «mazazo» para las empresas afectadas por el Covid.

Retrasan del fin del bloqueo, pero no las medidas de apoyo financiero

Los sueños de volver a la normalidad el 21 de junio se derrumbaron el lunes. El Primer Ministro advirtió que se necesita más tiempo para hacer frente a las crecientes tasas de infección. Unas cifras impulsadas por la variante Delta de Covid, identificada por primera vez en la India. Así, empresas como pubs y restaurantes tendrán que seguir funcionando con su capacidad de aforo limitada. Otras, como las discotecas, tendrán que permanecer cerradas al menos hasta el 19 de julio. 

Sin embargo, se mantiene el calendario de reducción de las medidas de apoyo, como el régimen de permisos y la reducción de las tasas comerciales. Significa que, a partir de julio, las empresas que se vean obligadas a permanecer cerradas tendrán que empezar a contribuir a los pagos de los permisos. Los empresarios que actualmente reciben subvenciones para pagar el 80% de los salarios de los trabajadores suspendidos recibirán en su lugar el 70% y tendrán que compensar ellos mismos el 10% extra.

También está a punto de terminar la moratoria sobre los desahucios de inquilinos comerciales. Mientras tanto, la exención del 100% de las tasas empresariales para las empresas de hostelería, ocio y comercio minorista se reducirá a un descuento del 67% a partir del próximo mes.

Quejas por parte del sector de la hostelería

Kate Nicholls, directora ejecutiva de UK Hospitality, afirmó que el sector ya ha perdido más de 87.000 millones de libras en ventas durante la pandemia y que se necesita más apoyo. «En pocas palabras, si no se mantienen y ajustan las ayudas ofrecidas por el canciller, las empresas fracasarán y llegar hasta aquí no servirá de nada», afirmó. UK Hospitality dijo que el retraso del Día de la Libertad costaría al sector 3.000 millones de libras en ventas perdidas y pondría en riesgo 300.000 empleos.

Desde el sector, ya llegan las quejas:

  • Desde la Asociación Británica de Cervezas y Pubs (BBPA) dijeron que costaría a los pubs 400 millones de libras y crearía «temores reales de un verano perdido» para el sector.
  • Claire Walker, codirectora ejecutiva de las Cámaras de Comercio Británicas (BCC), declaró: «Este retraso en la eliminación de las restricciones será un duro golpe para las empresas que deban permanecer cerradas y para las que sigan viendo su capacidad de comerciar severamente restringida. Sería insólito que el Gobierno retirara ahora su apoyo a las empresas«.
  • La secretaria general del TUC, Frances O’Grady, pidió ayudas específicas para los sectores más afectados.
  • Mike Cherry, presidente nacional de la Federación de Pequeñas Empresas, dijo que muchas pequeñas empresas han estado «colgadas al borde» y se preguntarán «si pueden sobrevivir”. «Tómese un momento para recordar que algunos pequeños negocios, por ejemplo los clubes nocturnos, han permanecido cerrados durante toda la pandemia», dijo.

Las cifras de desempleo

Las cifras de la Oficina Nacional de Estadística (ONS) muestran hoy que el número de trabajadores británicos en nómina aumentó en 197.000 entre abril y mayo, pero ha disminuido en 553.000 desde que se produjo la pandemia.

El Tesoro dijo que ya había apoyado 11,5 millones de puestos de trabajo a través del plan de permisos, con un coste de casi 65.000 millones de libras, y que el número de personas que se acogen a él está disminuyendo.

Un portavoz dijo que el gobierno «deliberadamente se alargó» con el plan de permisos, hasta septiembre, cuando se prorrogó por última vez en el presupuesto a principios de este año. Pero los diputados de la oposición han criticado la decisión de no ampliar las medidas de apoyo ahora.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, dijo que se corría el riesgo de sufrir «consecuencias nefastas» para las empresas de sectores como la cultura, la vida nocturna y la hostelería. El alcalde de Manchester, Andy Burnham, calificó la decisión de «errónea» y tuiteó: «Si se amplían las restricciones, hay que ampliar las ayudas a las empresas, especialmente a las más afectadas. Así de simple». Y los laboristas han achacado el retraso a la «incompetencia y negligencia» de Boris Johnson.

Sobre el autor

Deja tu comentario