El semáforo celebra su 101 cumpleaños

El semáforo cumple hoy 101 años. Una invención que está tan introducida en nuestra vida diaria que muchas veces pasa totalmente desapercibida. Entre todos los peatones y vehículos,  muchos lo obedecen y esperan a su señal en verde, mientras otros se arriesgan a saltarse su orden y se aventuran el tráfico aunque esté en rojo. En cualquier caso, su utilidad nunca ha estado en entredicho y por ello, plataformas como Google ha querido recordar el 101 aniversario del semáforo con un particular doodle.

Para celebrar su cumpleaños, desde El Ibérico te ofrecemos información curiosa sobre los semáforos en Londres y al rededor del mundo.

Cinco curiosidades del semáforo alrededor del mundo

1. El primer semáforo del mundo se instaló en Londres

El primer semáforo en Londres y del mundo apareció en el Parlamento Británico en el año 1868, pero todavía no era eléctrico, sino manual. Se instaló con el objetivo de que los peatones pudieran compaginar su paso por esta zona de Westminster con el tráfico de carruajes de caballos.

El semáforo fue inventado por el ingeniero ferroviario JP Knight, que se basaba en  lámparas de gas en rojo y verde que sujeta un policía. Sin embargo, el desarrollo de este tipo de semáforo se desaceleró después, pues uno de ellos acabó explotando en Whitehall causando la muerte del policía que lo sujetaba.

Desde entonces, el semáforo se ha ido desarrollando principalmente en Estados Unidos y el modelo eléctrico nació en Cleveland en el año 1914.

2. Traffic Light Tree, el semáforo platanero en Canary Wharf

Aunque el semáforo eléctrico se desarrollase en Estados Unidos, Londres siempre será la cuna del semáforo. Como recuerdo de sus 101 años de funcionamiento en Londres, te aconsejamos visitar el Traffic Light Tree, una escultura diseñada por Pierre Vivant que presentó a la competición de Public Art Comissions Agency en 1998.

Según su escultor, el Traffic Light Tree «es en realidad una imitación a los árboles plataneros». Es más, hoy día ocupa el lugar que dejó un auténtico platanero en una rotonda ubicada cerca de Canary Wharf.

3. Los semáforos gais de Viena

Durante el pasado festival de Eurovisión en Viena, la ciudad cambió la figura del peatón tradicional de 120 semáforos por iconos gais que les indican cuando cruzar. El motivo fue la popularidad del concurso musical entre la comunidad LGTB, en el que se quiso hacer honor a la ganadora austriaca de 2014 Conchita Wurst. Sin embargo, estos iconos también incluían a parejas heterosexuales y según las autoridades de Viena, esta iniciativa sirvió para mostrar la mentalidad abierta de la capital austriaca.

4. Japón prefiere el azul al verde en sus semáforos

Los semáforos japones utilizan los colores rojo, amarillo y azul. Esto es así porque la traducción en japonés de green light es aoshingou, que al separar la palabra obtenemos por un lado la palabra ao, que significa azul y, por otro, shingou, que significa semáforo.

Por lo tanto el motivo de que se use el color azul en los semáforos en lugar del verde tiene que ver con la traducción. Ésta tiene su origen tiempo atrás, en el que muchos japoneses no distinguían el color verde del azul. Este detalle hizo que se usase la expresión ao, que significa azul, para describir objetos verdes.

5. Valencia, sólo por detrás de Nueva York en número de semáforos

Valencia es la ciudad más semaforiada de España, con un semáforo por cada 750 habitantes. Ciudades más grandes como Madrid, cuenta con un semáforo por cada 2.700 habitantes y Barcelona, uno por cada 2.000 habitantes. Así, Valencia dispone de más de mil intersecciones reguladas por semáforos. Esto la convierte en la ciudad con más semáforos de Europa, y la segunda del mundo, sólo por detrás de Nueva York.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio