El turismo de Londres suspende en accesibilidad

Mark Harper, Ministro británico de Personas con Discapacidad, advirtió hoy que las atracciones turísticas de Londres están «perdiendo grandes oportunidades» por no aprovechar la «libra púrpura» dedicada a las personas con discapacidad.

Los británicos con discapacidad y sus familias tienen un poder adquisitivo valorado en 200 mil millones de libras que galerías, teatros y parques de Londres no están teniendo en cuenta, declaró el ministro.

Por primera vez, Visit England ha elaborado una lista de las mejores atracciones turísticas accesibles de Londres, encabezada por el National Theatre, la iglesia de St. Martin-in-the Fields y el Museo de la Ciencia.

Al mismo tiempo, Vitalise, una organización benéfica que proporciona escapadas y vacaciones para las personas con discapacidades físicas y sus cuidadores ha auditado las 100 atracciones más populares del país y ha encontrado que muchas de las atracciones más famosas de Londres no llegan a los mínimos.

Ha declarado que casi dos tercios de las atracciones no están totalmente adaptadas para personas con discapacidad y una cuarta parte no dispone de un espacio para los coches de las personas con discapacidad. Sólo el 13% ha dado un entrenamiento a su personal en conciencia sobre la discapacidad.

El ministro declaró que no se necesita mucho para adaptar su negocio a los discapacitados e insta a todo el mundo en la industria del turismo en Londres que piensen que más pueden hacer para atender mejor a los viajeros con movilidad reducida. «Todos tienen derecho a disfrutar de los atractivos turísticos que tenemos que ofrecer en Londres. Las personas con discapacidad no son una excepción», añadió Harper.

Las empresas están perdiendo una gran oportunidad por no hacer más para aprovechar este mercado. 11 millones de británicos tienen una discapacidad, mientras que muchos de los 32 millones de visitantes extranjeros tienen necesidades de acceso.

El color púrpura fue adoptado por muchos activistas de la discapacidad en los últimos años y el término fue acuñado libra púrpura para transmitir el poder de mercado de las personas con discapacidad. Se hace eco de la libra rosa, que transformó las actitudes empresariales sobre los consumidores homosexuales y la libra gris de la creciente población de edad avanzada.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio