May frena la enmienda contra la ley del Brexit

0

El Gobierno de Theresa May ha logrado mantener el tipo en las negociaciones sobre el Brexit, pero por la mínima. 14 diputados tories –y pro-europeos- se habían revelado contra el Gobierno. Finalmente, el Partido Conservador logra salvar los muebles. Desde Westminster han logrado parar la enmienda contra la ley del Brexit, pero sale debilitado hacia las futuras negociaciones con la UE. Es un paso atrás y dos adelante: dar ciertas concesiones a cambio de evitar la derrota.

Theresa May y su Gobierno han tenido que conceder algunos poderes más al Parlamento en temas relacionados con el Brexit. Este movimiento evita, por otra parte, dar a la Cámara de los Comunes aún más poder del que inicialmente pedían. 324 contra 298, es decir una ligera diferencia de 26 votos, es el margen que Theresa May logró por la mínima ayer en Westminster. Con ello, ha logrado parar la enmienda a la ley del Brexit.

¿Y esto qué significa? El Gobierno sigue con el control de las negociaciones, aún si el Parlamento rechaza el acuerdo entre Londres y Bruselas. El debate de ayer, sin embargo, forzó a Theresa May a comprometerse a escuchar los planteamientos de los diputados ‘rebeldes’ de su partido. Estos diputados pro-europeos han forzado a Westminster a no abandonar la UE sin un acuerdo con los veintisiete. Sin embargo, el Ministro para el Brexit, David Davis ya había anunciado que no toleraría que la Cámara de los Comunes “aten las manos al Gobierno” en las negociaciones.

La enmienda contra la ley del Brexit naufraga en una semana de vértigo

Las desavenencias entre el Gobierno y varios diputados conservadores ‘rebeldes’ se han dejado ver prácticamente desde junio de 2016. Ha sido un tira y afloja de intereses personales y partidistas. El último encontronazo lo protagonizó ayer el ya ex-Secretario de Justicia Philip Lee. La dimisión de Lee cayó ayer como un jarro de agua fría. Una renuncia en el día menos indicado. Los diputados pro-europeos del Partido Conservador seguirán dando la batalla: no están dispuestos a aceptar un mal acuerdo para Reino Unido, aseguraron.

Sobre el autor

Deja tu comentario