Entrevista a Andrés Velencoso: ‘Espero que la carrera de actor coja más peso en mi vida poco a poco’

El modelo catalán Andrés Velencoso se reunió con El Ibérico durante el London Spanish Film Festival para hablarnos sobre su debut como actor en la película Fin, una producción que narra la historia de un grupo de amigos que, tras varios años sin verse, se vuelven a encontrar de nuevo y, en ese momento, empiezan a suceder cosas extrañas que están fuera de su control… Descubrimos a un hombre que además de ser guapo, tener una mirada seductora y mucho encanto, esconde una fragilidad y franqueza que no se suele encontrar en las industrias de la moda y en el cine.

En Fin interpretas a Hugo, cuéntanos, ¿cómo describirías a tu personaje?

Hugo es un chulito, un canalla, el guaperas del grupo, un prepotente, que arrolla con lo que sea para conseguir su objetivo.

Al ser la primera película que has rodado, ¿qué se te pasaba por la cabeza cuando el director dijo por primera vez “acción”?

Fue un rodaje muy complicado. Me acuerdo de ese día como si fuera hoy. Durante mi primera escena, pensé “¡hoy te desvirgas Andrés!” (risas). Fue cuando el coche no funciona y yo estoy mirando el aceite. Cuando el director dijo “¡acción!”, no podía ni hablar de los nervios, tenia la garganta que no me salía ni un hilo de voz y mire al director y pensé “no se

¿Qué escena o qué momento durante el rodaje te pareció el más difícil?

Todos. Las primeras semanas fueron muy difíciles para mí: con nervios, sin dormir, con el guion en la cabeza todo el tiempo y pensé “como esto siga así durante todo el rodaje no llego a la segunda semana”. En particular, La escena del desfiladero y cuando se estrella el coche fueron muy potentes para mí.

Tu profesión es modelo, ¿por qué decidiste dar el paso como actor?

Hay que hacer muchas cosas en la vida, ¿no? Llevaba muchos años pensándolo, con la idea en la cabeza. Hace siete años y me preguntaron si me gustaría dedicarme al mundo del cine ya que creían que tenía el perfil adecuado y un filo por descubrir. Con el tiempo, me encontraba más preparado, con más ganas y lo veía todo más claro, por lo que decidí participar en esta película.

¿Qué diferencia ves entre posar delante de una cámara y actuar delante de otros actores, directores y productores?

Los modelos hacemos diferentes versiones de nosotros mismos: la versión más dura, la más seria, la más carismática, la más sexy, la más elegante… mientras que actuando, eres otra persona o intentas que se crean que eres otra persona. Lo que hacemos es mentir, que el espectador se crea que somos un determinado tipo de persona.

¿Qué es más difícil desnudarse por dentro o por fuera?

Por dentro, porque puedes estar completamente desnudo y sentirte vestido. De hecho, la semana pasada hice un curso sobre esto. Estar encima de un escenario de teatro y abrirte al público es algo que impone mucho.

Si tuvieras que elegir entre ser modelo y actor, ¿qué preferirías?

Por ahora las dos cosas pero espero que la carrera de actor coja más peso en mi vida poco a poco.

¿Cuál sería tu proyecto ideal?

No tengo ningún proyecto en mente. Me gustaría trabajar en algo que me sienta orgulloso, que me llene.

¿Qué has descubierto de ti mismo rodando Fin?

Lo primero que descubrí fue que no estaba nada preparado, que me queda un montón por aprender. Ves a gente con tanta experiencia como actores de la talla de Maribel Verdú y todavía se ponen nerviosos y tienen ese gusanillo a pesar de que llevan años actuando. A mí todavía me queda mucho para llegar a ese nivel. Lo que más he aprendido es que en la carrera de actor tienes que estar preparado, hay que estudiar a fondo.

¿Cuáles son tus proyectos de futuro?

Proyectos interesantes, ya que tengo la suerte de poder escoger y no tener que aceptar cualquier oferta que me surja. He tenido mucha suerte de que mi primera película sea Fin, que es un proyecto muy cuidado, con un reparto increíble, con los mejores productores de España y un equipo excelente.

¿Qué sueños te quedan por cumplir?

He cumplido muchos sueños en el mundo de la moda y ahora también al hacer Fin. Mi sueño es seguir trabajando como actor y que en un futuro pese más la carrera de actor que la de modelo.

Para ir acabando, si tú fueras el entrevistador, ¿qué preguntarías?

¡Me has pillado! Supongo que preguntas que le buscan la vuelta, salirte un poco del guión… Por ejemplo: ¿Qué animal sería Hugo?

En ese caso… en Fin los animales se convierten en un personaje más de la película. Si Hugo fuera un animal, ¿cuál sería?

No te lo voy a decir. ¡Me has dicho que te dijera la pregunta pero no la respuesta! (risas). Quizá te diría que mitad lobo mitad leopardo…

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio