Araceli Sancho: “El sombrero es y siempre ha sido a través de la historia un elemento diferenciador de la persona que lo lleva”

0

Araceli Sancho, valenciana y sombrerera artesanal profesional de alta costura que ejerce su profesión en su propio negocio en Teruel, ha sido galardonada por Hatalk magazine, en su última edición de ‘Hat making competition’, un concurso de sombrerería artesanal celebrado en Londres.

El premio recibido en el concurso ha sido el resultado final de la experiencia y de lo aprendido junto a profesionales como Biliana Borissova, Yvonne Blake, Lena Mossum o Pierre Yves Gayraud en la industria del cine. Araceli Sancho tiene una extensa experiencia creando obras de arte para la industria cinematográfica.“Nunca imaginé que mis creaciones pudieran verse en la gran pantalla, me siento muy privilegiada por la confianza que han depositado en mí figuras tan grandes dentro del diseño de vestuario”, declara la galardonada. Desde El Ibérico hemos hecho una entrevista a la artista, que se muestra muy agradecida por el cariño recibido por el público.

¿Cómo decides presentarte al concurso que organiza Hatalk magazine?

Es la segunda edición en la que participo. Es como un reto personal. Cuando trabajas mucho por encargo corres el riesgo de acomodarte. Participar en un concurso o en una exposición de este nivel es para mí una oportunidad para explorar nuevas vías de creación y salir de mi zona de confort.

¿Exactamente cual es el premio que has ganado?

En este caso he ganado el primer premio del público. Había tres plazas y quedé primera gracias a que más de 1.000 personas confiaron en mí y en mi trabajo. Ha sido un premio doble porque he recibido mucho cariño y un gran apoyo.

Estas cosas te animan a seguir adelante y a pensar que has elegido el camino correcto.

¿Qué pretendes transmitir con tu obra?

Normalmente en este tipo de concursos los organizadores proponen un tema, más o menos concreto, sobre el que trabajar y crear. En este caso. el tema era FUSION, y tras un tiempo de reflexión ésta fue la pieza que resultó.

¿En qué te has inspirado para que tu resultado final sea tan andrógino y represente a ambos sexos?

La obra se titula HUMANFUSION y principalmente habla de la “Humanidad” como un todo, de ahí que contenga ambos sexos, masculino y femenino, porque ambos se fusionan para construir algo más grande, el ser humano. No son ni deben ser excluyentes, sino que deben ser considerados igualmente necesarios y caminar juntos en igualdad de condiciones.

Tu sombrero, más que un elemento decorativo es toda una oda al simbolismo. ¿Podrías explicarnos el significado de sus elementos?

Efectivamente, la pieza  no está pensada como un sombrero para ser llevado a la calle sino como una pieza de exhibición.

Las piezas llevaderas son las que diseño habitualmente para mis clientas, cuando pienso en una pieza para un concurso o exhibición me inclino más por hacer algo que exprese mi pensamiento, que tenga un significado más allá de la estética.

En este caso he intentado plasmar algunos de los elementos que para mi componen la Humanidad: pasado, presente y futuro, clásico y moderno, oriente y occidente, femenino y masculino…

sombrero-diseño-plumas-teclado

Humanfusion creación de Araceli Sancho. Fusión entre Oriente y Occidente, entre clásico y moderno, entre hombre y mujer.

 

 

¿Crees que la sombrerería española se merece más reconocimiento del que tiene en otros países, como Reino Unido?

En la sombrerería española hay grandes creadores y profesionales, de hecho algunos de ellos son profesores internacionales. Aquí mismo, en la London Hat  Week participan sombrereros españoles tanto formando parte de la exhibición como impartiendo masterclasses.

Es cierto que el uso del sombrero no está tan extendido en España como en países como Reino Unido o Australia, pero poco a poco va volviendo con fuerza gracias, entre otras cosas, a iniciativas como las que lleva a cabo la Asociación de Sombrereros o, por ejemplo, la Passejada amb Barret,  que ya lleva 13 ediciones y que ha propiciado que otras localidades españolas como Marbella o Murcia sigan su ejemplo popularizando el uso del sombrero.

No creo que el problema sea una falta de reconocimiento internacional, si no más bien una falta de conocimiento interno de lo que es una pieza de sombrerería artesanal.

¿Cuánto tiempo llevas diseñando sombreros? ¿Por qué está prenda?

Para mí, el sombrero, aparte de una prenda con un lado práctico que es protegernos del frío y del calor, es y siempre ha sido a través de la historia un elemento diferenciador de la persona que lo lleva y también una manera de expresar la propia personalidad. En mi caso, por ejemplo, me aporta seguridad en mí misma. Me pongo un sombrero y me siento capaz de todo. Como creadora es una pieza que abarca multitud de técnicas y expresiones artísticas, el abanico es infinito y desafiante. No puedo imaginar mi vida sin tener un sombrero entre mis manos.

¿Cuáles son las características de la Sombrerería española que la diferencian de otros países?

No creo que las diferencias sean específicamente por nacionalidad, creo que son más bien diferencias individuales. Vivimos en un mundo globalizado en el que recibimos influencias de todo tipo y estamos en contacto permanente unos con otros.

Si es cierto que siempre hay un  poso cultural en el subconsciente pero no creo que sea tan determinante como para poder hablar de una sombrerería propiamente de “estilo español”.

¿Cuáles son tus diseñadores fetiche? ¿Con quién te gustaría trabajar?

Algunas de mis referencias lamentablemente ya han desaparecido como Elsa Schiaparelli o Lilly Daché. Ambas contaban con una imaginación sin límites y también con circunstancias favorables en las que el uso del sombrero era casi obligatorio y esto les permitió experimentar constantemente.

En cuanto a referentes actuales debo señalar ,indiscutiblemente, a Stephen Jones, para mí un mago de la sombrerería.  Me atrapa su eclecticismo, capaz de diseños tanto minimalistas como excesivos, con raíces clásicas o de pura vanguardia.

 

Sobre el autor

Deja tu comentario