Cristóbal Ortega, director de la Bienal de Flamenco de Sevilla: “Llevaremos el sol a Londres”

El 25 de febrero, la Gala Bienal de Sevilla, repleta de estrellas premiadas en los premios Giraldillos 2014, llenará de luz el Flamenco Festival London 2016  en un recinto mítico para las artes del movimiento, como es el Sadler’s Wells.

La Bienal de Sevilla es el mejor escaparate del flamenco del mundo y El Ibérico es el mejor escaparate de España en Londres. Por ello hemos entrevistamos en Sevilla a Cristóbal Ortega, director de la Bienal. 

Cartel de la Bienal de Flamenco de Sevilla 2016. Fotografía de Alberto Cantos.

La lluvia en Sevilla es una maravilla

Miércoles, 10 de febrero. Pasado el mediodía, un correo electrónico me anuncia que debido a cambios de agenda, el director de la Bienal de Flamenco de Sevilla puede atenderme a las 19:00. Toco palmas por alegría (o eso creo yo).  Llego demasiado pronto a la sede de la Bienal, el Espacio Santa Clara, un lugar único y singular generador de cultura y patrimonio. Desde fuera, contemplo la torre situada en su patio. La esotérica torre de Don Fadrique me insinúa que esta tarde tendrá algo de mágico. Me siento a tomar café en una terraza, de los muchos bares, de la Alameda de Hércules.

Releyendo, en la “tablet”,  la información que he recabado sobre mi inminente entrevistado; mi mirada se detiene en la siguiente frase: “Desde 2003 hasta su ingreso como director de la Bienal, Cristóbal Ortega ha gestionado la Compañía de Baile Flamenco Eva Yerbabuena”. Me decido a buscar información sobre Yerbabuena, todavía no he terminado de escribir su nombre cuando Google me sugiere “Eva Yerbabuena Lluvia”. Y, en ese mismo instante, la magia de una gota de agua realiza un desplante en el tablado táctil. El operador de iluminación hace que el cielo se vuelva más gris. Comienza a llover. Me resguardo del agua dentro del bar.  Y la magia continúa con un improvisado espectáculo en la calle: una mama apremia a su hija, la niña se ha parado frente al monumento de la Niña de los Peines, a sus pies un pequeño charco. Desandando lo andado, la madre se dirige a por su hija. Adivino sus labios: “¡Vamos!, que nos mojamos”. Antes que la madre la prenda por el brazo,  la pequeña mira a la Niña de los Peines y taconea en el breve tablado de agua. ¡Justo recuerdo!,  hoy, 10 de febrero, hace 126 años que nació una de las voces más importantes del flamenco: Pastora María Pavón, la Niña de los Peines.

Cristóbal Ortega no llega ni muy tarde ni muy pronto, en punto; no viste ni muy elegante ni muy informal, en su punto; su apretón de mano no es ni muy fuerte ni muy flojo, en el punto; la conversación hasta llegar a la puerta de su despacho no es ni muy larga ni muy corta, tiene su punto… de humor, por mi parte: “Te hemos traído el tiempo de Londres para que te vayas acostumbrando”; y de magia, por parte de Ortega: “Cuando vayamos nosotros llevaremos el sol a Londres. Yo he ido tres veces a Londres con Eva Yerbabuena y las tres veces hizo buen tiempo”. “¡Qué fuerte!, fueron con el espectáculo Lluvia y llevaron sol, la magia de contrastes del flamenco”, pienso, pero no lo digo por temor a errar.

El despacho de Cristóbal Ortega

Carteles de ediciones pasadas de la Bienal de Sevilla. Fotografía de Alberto Cantos

En el despacho del director de la Bienal no hace ni mucho frío ni mucho calor, en su punto; y su decoración no es ni muy pomposa ni muy desangelada, en su punto (con un poquito de “aje” por los detalles flamencos y  el encanto del antiguo convento). “Somos muy jóvenes”, me contesta cordialmente el director más joven del festival flamenco al  pedirle permiso para el tuteo. Antes de sentarnos en la operativa mesa de reuniones, me obsequia con un cartel de la actual edición, dibujado por Ricardo Cadenas, en tamaño reducido. Y de nuevo una pizca de magia. “El dibujo del cartel está en continuo movimiento”, mis ojos avalan las palabras de Ortega.

Sentados frente por frente, la expresión corporal  de Ortega indica confianza. Sin más apuntes que los que retiene en su memoria, contesta a mis preguntas convincentemente. Enumera fechas, lugares, nombres y apellidos; sin dudar. Estoy seguro que podría enumerar la programación completa de la Bienal de carrerilla de la misma forma que nuestros mayores cantaban las alineaciones de los equipos de fútbol de la época.  Una programación, presentada con tres meses de antelación con respeto a otras ediciones, que ayudará a posicionar más la Bienal en el marco nacional e internacional. Y, sobre todo, una programación que demuestra que el flamenco es universal, no tiene edad ni límites. Por eso, la acertada apuesta de impregnar de flamenco las calles y las escuelas.

Se nota que Ortega ha seguido el consejo de Confucio: “Escoge un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”.  Él eligió la gestión cultural y, gracias a su dilatada experiencia en el sector, fue nombrado director de la Bienal  de Flamenco de Sevilla en junio de 2013.  “Disfruto muchísimo cada segundo que paso como director del evento flamenco más importante del mundo”, me confiesa. “me encanta transmitir Bienal de Flamenco”.  He aquí algunas de las frases que confirman la capacidad de Ortega para transmitir y hacer sentir la Bienal de Flamenco de Sevilla:

– A nivel internacional, Londres es una ciudad estratégica para promocionar la Bienal. Con su festival  de flamenco consolidado, Londres es un altavoz.

– Los datos que se desprenden del último análisis de las ventas de entradas de la pasada edición de la bienal, es que casi el 40% de público es extranjero.  Este dato demuestra que el flamenco es universal. Sólo hay que ver programaciones como las Sadler’s Wells en Londres que, año tras año, incorpora el flamenco.  Reino Unido y Japón representan un público extranjero muy fidelizado con la Bienal.

«Lo que suceda en la Bienal de Flamenco de Sevilla sólo pueda ser visto en Sevilla».

«El binomio que existe entre Sevilla y la Bienal, hace que la Bienal sólo sea posible en Sevilla. El prestigioso proyecto cultural de la Bienal se desarrolla en un espacio escénico con un patrimonio histórico-artístico único».

«Sevilla, tenemos que convertirla, que lo estamos consiguiendo, en la Capital Mundial del Flamenco».

«Para los artistas estar en la Bienal de Flamenco es muy importante. Para cualquier artista (aunque haya estrenado su espectáculo), participar en Sevilla y participar en la bienal es un estreno absoluto».

«Mercé se atreverá a grabar una antología de cante flamenco en directo. Desde Bienal tenemos que apoyar la creación de esos trabajos discográficos, experiencias anteriores han sido todo un éxito».

Le pregunto a Ortega, debido a su inminente visita a Londres, cómo lleva el inglés. Me contesta que bien y lo pongo a prueba. ¿Cómo se dice ‘OLE’ en inglés? ¡OLE!

 

Cristóbal Ortega (izquierda) con el colaborador de El Ibérico David Muñoz. Fotografía de Alberto Cantos

 

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio