Portada | Cultura y Ocio | Música | Entrevista a Estrella Morente: «Para mí es muy importante el público londinense»

Entrevista a Estrella Morente: «Para mí es muy importante el público londinense»

Estrella Morente Flamenco Festival
Estrella Morente. / Bernardo Doral.

Estrella Morente  regresa a Londres diez años después desde su primera aparición en esta ciudad. Actuará el próximo 17 de Agosto en el Southbank Centre de Londres. Acude a esta cita con motivo del Meltdown Festival, dirigido por el multi premiado David Byrne.

La artista es reconocida popularmente gracias a Pedro Almodóvar, al ponerle voz a Penélope Cruz en la canción que da título a la película Volver. Pero su arte le viene de raza y de estirpe, y forma parte por mérito propio de la realeza del flamenco.

Estrella Morente y su arte viajan a Londres

La hija del cantaor Enrique Morente y la bailaora Aurora Carbonell declara estar muy entusiasmada ante su vuelta a los escenarios londinenses.

¿Cómo era la Estrella que llegó aquí hace 10 años y cómo es la Estrella que vuelve?

Se cumplen 10 años de mi primera aparición en ese lugar, donde el arte y el cariño hacia la cultura tienen cabida. Para mí es muy importante tener contacto con el público londinense. No sé cuántos espectáculos se estrenan cada día en Londres, pero llegar y sorprender en una ciudad como esta es una de las cosas más difíciles. Siempre que he estado aquí me han tratado con mucho cariño, con mucho respeto hacia lo que es el flamenco y el público, sin entender el idioma, tiene una conexión y una entrega por la que estoy muy agradecida y contenta.

Viajas mucho, ¿qué es lo que más echas de menos cuando estás fuera de casa?

[pullquote]Siempre me he sentido valorada y respetada allá donde voy. Llenar los teatros es importantísimo, pero para mí lo más importante es llegar a los sitios con el corazón[/pullquote]Me acuerdo mucho de Juan Valderrama, que cantaba El Inmigrante. Esa es la sensación de estar fuera de casa: echamos de menos nuestras raíces. Pero es muy importante viajar, te da un sentido diverso del mundo, de la situación actual, de la vida. Te prepara y y te forma.

Llevas a buen puerto el flamenco en Londres, ¿qué dirías tú que les llama más la atención a los ingleses de este tipo de música?

El flamenco es algo que viene de la tierra, de las raíces: tiene el sentir de un pueblo. Lo entiendo como una manera de vivir, una manera de expresarme, de sentir.

Es un género musical muy rico y hoy en día tiene un lugar muy importante en la cultura española. De hecho, hace poco fue declarado Patrimonio de la Humanidad. Tiene gracia, cuando le preguntaban a mi padre “Don Enrique, ¿qué opinión tiene sobre que hayan declarado al flamenco Patrimonio de la Humanidad?”, él contestaba “¡Hombre!, ¡por fin han declarado a la Humanidad patrimonio del flamenco!”, y esa frase se ha quedado como histórica. [pullquote]¡Por fin podemos compartir con el mundo, de manera oficial, lo que es el arte del flamenco![/pullquote]

¿Qué herencia te dejó tu padre en el arte del flamenco?

Nuestro padre nos hizo tener una visión muy extensa de lo que es la vida. El gran secreto de la obra de mi padre es que tiene un sentido de la orientación hacia el mundo extraordinario: no le importaba ser el más moderno, el más actual, el más clásico, el más puro, el más creativo, el más mágico que ha existido entre los cantaores; lo que realmente le preocupaba era ser un buen ser humano, y para mi eso está por encima de todo. Esa es la mejor herencia que exportamos los españoles.

Has actuado varias veces en Londres, ¿podrías decirnos cuál es tu rincón favorito de la ciudad?

En Londres tengo recuerdos muy especiales, pero si tuviese que ir a a alguna parte de esta ciudad iría a la calle del Cerezo número 17, que es la dirección que buscó Mary Poppins al llegar a Londres. Es en ese lugar donde ocurre la magia. De alguna manera el personaje representa muy bien a la educación anglosajona.

Por último, cómo vas a enfrentarte al reto de volver a actuar 

Tengo una necesidad especial que es siempre la de ser yo misma y transmitir autenticidad. La necesidad de respetarme siempre a mí misma, como músico, con los músicos que vaya, sea con una orquesta sinfónica como es el caso, o con un grupo flamenco haciendo amor brujo, cantando un cante jondo, siempre es la de hacerlo de una manera natural y flamenca. Es así como me siento.

 

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio