Portada | Actualidad | España recibe el apoyo de sus países vecinos en Eurovisión

España recibe el apoyo de sus países vecinos en Eurovisión

La cantante Nigar Camal, quién reside en Londres desde hace 6 años, formó parte del dúo representante de Azerbaiyán, país triunfador de la noche
Que me quiten lo bailao no consiguió el triunfo, pero embaucó al público asistente a la 56 edición de la popular gala de Eurovisión, disputada el pasado 14 de mayo en el estadio de Düsseldorf Arena de la ciudad alemana. La gallega Lucía Pérez recibió, tras finalizar su puesta en escena poco antes de las 23.00 horas de la noche, un sentido aplauso por parte de los 24.000 espectadores que pudieron disfrutar en vivo de la gala, según datos de RTVE. Pese a este entusiasmo y la naturalidad que desprendió Lucía en el escenario con la pegadiza melodía de Rafael Artesero, la representación española tan solo consiguió la 23ª posición con un total de 50 puntos en una gala en la que finalmente triunfó Azerbaiyán con el tema Running scared.

Poca puntuación para el marcador español, que permaneció durante varios minutos con cero puntos, recibiendo la máxima puntuación (12 puntos) tan solo en un par de ocasiones. Los responsables fueron tanto Francia como Portugal que, quizá por ser países vecinos, no dudaron en apoyar la melodía defendida por Lucía.

La cantante española confesó a RTVE antes del inicio de la final el deseo que sentía de salir al escenario y su absoluta relajación, pese a la responsabilidad que siempre cae en los artistas que participan en la gala de Eurovisión. Al final de su actuación, Lucía dejó ver su profunda emoción y no dudó en agradecer a todos los seguidores españoles de la primera fila su absoluta entrega.

La artista explicó asimismo a RTVE la sorpresa que supuso para ella el ver que mucha gente bailó su coreografía, no sólo españoles, también grupos de italianos y suecos se animaron a ello. Lucía calificó de «flipante» el aplauso que recibió tras finalizar su gran momento en el escenario, corroborado por muchos de los asistentes.

Reino Unido, por su parte, tomó la decisión de apoyar a nuestro Que me quiten lo bailao, aunque tan solo fue con un punto. No obstante España también optó por favorecer a otros países, otorgando los 12 puntos a los italianos, 10 a Francia y 8 a Rumania.

La gala finalizó con el triunfo del Running scared de Azerbaiyán, que consiguió un total de 221 puntos gracias a la actuación del dúo Ell y Nikky. Sus nombres reales son Eldar Gasimov y Nigar Camal, dos cantantes que en un principio aspiraban por separado a representar a su país en el Festival de Eurovisión. A pesar de ello, el jurado decidió que ambos unieran su talento y defendieran conjuntamente los colores de la bandera de Azerbaiyán.

Nigar Camal tiene 31 años y vive en Londres desde el año 2005, donde contrajo matrimonio y dio a luz a su primera hija. Los géneros en los que se encuentra más cómoda son el R’n’B, el soul y el pop, y entre las estrellas que más admira se encuentra Christina Aguilera, Alicia Keys, Brandy, Craig David y Chris Brown, según informó RTVE. Por su parte, Eldar Gasimov, cuenta con una importante experiencia profesional pese a tener solo 22 años, y es que lleva a sus espaldas un gran número de conciertos en diferentes ciudades de Azerbaiyán y Rusia.

Pese a los flojos resultados conseguidos por España en esta edición, los datos confirman que la final del Festival de Eurovisión de 2011 arrasó durante la noche del 14 de mayo en TVE con casi cuatro millones de espectadores de media (3.895.000) y una cuota de pantalla de casi el 30 por ciento, logrando durante las votaciones casi seis millones de espectadores y un share del 39,7 por ciento.

Photo Caption P17: La cantante gallega Lucía Pérez

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio