Portada | Cultura y Ocio | Deportes | España semifinalista en el Campeonato Mundial de Balonmano

España semifinalista en el Campeonato Mundial de Balonmano

La Selección Nacional ya consiguió el oro en el Mundial de Balonmano de 2005
Comenzó el campeonato del Mundo de Balonmano, y no ha podido desarrollarse de mejor manera para los chicos de Valero Rivera. Encuadrados en el grupo A, por muchos considerado el «grupo de la muerte», España ha jugado con las selecciones de Bahrein, Egipto, Túnez, Alemania, Francia, Noruega, Islandia y Hungría. Por el momento ha ganado todos los encuentros excepto con la selección francesa con la que empató a 28. Y el pasado lunes la Selección Nacional consiguió clasificarse para las semifinales ganando el encuentro disputado contra Islandia por un 24-32. El cierre de la segunda fase del torneo ha sido frente a Hungría con la que se impuso por un 30-24. Los chicos de Valero Rivera han logrado de esta manera la gran «machada» del campeonato.

España siempre ha sido un país con una fuerte tradición en Balonmano. Coronados como Campeones del Mundo en el año 2005, hemos logrado también grandes hazañas en los Juegos Olímpicos, donde logramos alcanzar por tres veces las semifinales, y lo más importante alzarnos con la medalla de bronce, toda una proeza para el deporte español. Atlanta 1996, Sidney 2000, y la más reciente en Pekín 2008 que han puesto a España como una de las potencias más poderosas y potentes del panorama mundial.

El Mundial del 2005 se recuerda con enorme felicidad entre los jugadores que conformaron aquel equipo de ensueño. El campeonato se celebró en Túnez, segunda vez que se celebraba en el país africano, y fue la consolidación de una gran generación de deportistas. Encuadrada en el Grupo C, junto con Croacia y Suecia, los jugadores demostraron de lo que eran capaces y se metieron como segundos de grupo por delante de Suecia.

En la segunda ronda se vio de nuevo en un grupo muy complicado, donde cabía destacar a las selecciones de Alemania, Serbia y de nuevo Croacia. Tras muchos apuros, la Selección logro el objetivo de clasificarse para las semifinales ante la anfitriona tunecina. Frente a la selección de casa, España dio una auténtica exhibición de juego tanto en defensa como en ataque, y logró clasificarse para la gran final frente, una vez más, a la todopoderosa Croacia. La historia del torneo daba a entender que perderíamos esa final contra el equipo que en ambas rondas había podido con los jugadores españoles, pero el desenlace fue bien diferente. España volvió a dar una exhibición de juego y ganó la final con bastante contundencia por un 40-34, proclamándose Campeona del Mundo.

En este campeonato del Mundo celebrado en Suecia, la Selección Nacional no llega en su mejor momento, aunque los resultados por el momento digan lo contrario. Inmersa en un proceso de renovación generacional, los chicos entrenados por Valero Rivera, llegan con la intención de repetir el gran triunfo del año 2005, pero conscientes de sus limitaciones. José Javier Hombrados, Raúl Entrerríos, Juanín García, e Iker Romero, son la vieja guardia de esta selección que llega a la cita de Suecia con la moral alta, pero con la intención de ir paso a paso y llegar hasta donde se pueda. En otras citas, un excesivo entusiasmo acompañó a nuestra Selección, y terminó en fracaso. Este año las cosas son bien diferentes, el buen ambiente, las ganas de hacer un buen papel y recuperar el respeto que nos merecemos hacen de nuestra selección un equipo peligroso.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio